Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestantes prorrusos vuelven a tomar la sede del Gobierno regional en Donetsk

Las autoridades habían recuperado el control del edificio horas antes e izado la bandera ucrania en vez de la rusa

Manifestantes rompen el cordón policial para entrar en la sede del Gobierno regional en Donetsk (Ucrania). Ampliar foto
Manifestantes rompen el cordón policial para entrar en la sede del Gobierno regional en Donetsk (Ucrania). AP

Los manifestantes pro rusos que han vuelto a tomar la sede del gobierno regional en Donetsk, en el este de Ucrania, han izado de nuevo la bandera de Rusia en el tejado del edificio, horas después de que las autoridades la hubiesen arriado. Los asaltantes han forzado las puertas del edificio y han ocupado los tres pisos inferiores.

Los manifestantes habían ocupado el edificio desde el lunes y la bandera rusa ondeaba en su tejado desde el sábado. Las autoridades ucranianas habían conseguido expulsar este miércoles a estos grupos tras alertar de una amenaza de bomba y, como símbolo, habían vuelto a izar la bandera nacional.

Donetsk, lugar natal del depuesto presidente Víctor Yanukóvich, ha registrado de forma persistente manifestaciones a favor de Moscú desde que el sábado estallaron las protestas en el este y el sur después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, declarara su derecho a invadir el país vecino.

Por otra parte, el secretario general adjunto de Naciones Unidas, Jan Eliasson, ha desmentido que el enviado especial de la ONU a Ucrania, Robert Serry, haya sido interceptado por hombres armados en la región de Crimea, en el sur del país.

Eliasson ha dicho que Serry, que se encontraba en la capital provincial, Simferopol, únicamente fue amenazado. Una portavoz del Ministerio de Exteriores de Ucrania había informado previamente de la interceptación del enviado por parte de hombres no identificados. Según relató James Mates, un reportero de la cadena británica de televisión ITN, Serry se refugió en un café donde fue bloqueado por manifestantes prorrusos que gritaban "Putin, Putin". Tras aceptar poner fin a su misión diplomática fue escoltado hasta el aeropuerto por la policía, según la misma fuente, que añadió que Serry declaró que estaría muy contento de abandonar Crimea si eso "ayudase a destensar la situación". 

Una fuente del séquito del enviado de la ONU confirmó que Serry ha puesto fin a su misión en Crimea y que pretende tomar un avión a Kiev.

El Gobierno de Kiev ha explicado que Serry había hablado con el número dos de Exteriores para explicar que, "cuando abandonaba los cuarteles de la Marina en Simferópol, su vehículo fue bloqueado por uniformados con armas". Le dijeron que "tenían orden de llevarlo hacia el aeropuerto" y, al negarse, le mantuvieron retenido, según la versión de Kiev.

Eliasson, por su parte, ha subrayado que "no fue secuestrado sino gravemente amenazado". En este sentido, y en una comparecencia telefónica desde Kiev, el secretario general adjunto de la ONU ha afirmado que un grupo de hombres armados rodeó el vehículo de Serry y le instó a irse de Crimea. El enviado abandonó el coche y se alejó a pie del lugar. Actualmente, según Eliasson, se encuentra a salvo.

Además, según un fotógrafo de la agencia Reuters, unos cien manifestantes prorrusos se han concentrado este miércoles ante el cuartel de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) desplazados a Crimea y han intentado bloquear la zona.