Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peña Nieto regresa a Michoacán a tres semanas de anunciar un plan millonario

"No hay varitas mágicas para cambiar la situación de un día a otro", dice el presidente sobre la situación que vive la entidad

Apenas han pasado 20 días desde que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, anunciara un plan de 3.400 millones de dólares para recuperar el Estado de Michoacán, al oeste del país. Entre aquel 4 de febrero y este martes una sola acción, ajena a la entidad, ha cambiado la imagen de la gestión de su Gabinete en materia de seguridad: la captura, el pasado sábado, del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, el capo más buscado y prófugo de la justicia durante trece años.

Aupado por el éxito de la operación, Peña Nieto regresaba este martes a Michoacán, ahora el principal foco rojo del país, un Estado azotado desde hace décadas por la violencia del narcotráfico, donde anunció hace tres semanas una inversión nunca antes vista en ninguna otra entidad. Desde el pasado 13 de enero, el Gobierno federal y el Ejecutivo del Estado habían sellado un acuerdo para intervenir con las fuerzas de seguridad en la región de Tierra Caliente ante la escalada de violencia provocada por los enfrentamientos entre el cártel de los Caballeros Templarios y los grupos de autodefensas –civiles levantados en armas para echar al crimen organizado de sus pueblos-.

En la que es su tercera visita a la entidad desde que asumió la Presidencia de la República en diciembre de 2012, Enrique Peña Nieto entregó ayudas por 30 millones de pesos (2.3 millones de dólares) para proyectos productivos en una comunidad purépecha del municipio de Chilchota (29.000 habitantes), al norte de Michoacán. El mandatario también repartió becas para otros programas sociales en 40 comunidades. En este sentido, Peña Nieto aseguró que su Gabinete está haciendo todo lo posible para dotar a la entidad de los niveles de bienestar adecuados, no sólo en materia de seguridad, sino implementando medidas para enfrentar la pobreza. "Queremos recuperar tranquilidad y seguridad para todos los michoacanos. Aquí está el Gobierno, no hay soluciones mágicas, no hay varitas mágicas para cambiar la realidad de un día a otro, lo que sí hay es una voluntad firme", dijo el presidente, consciente de que los cambios no se consiguen de un día para otro. "El Gobierno de la República tiene un compromiso firme y claro por apoyar el Estado de Michoacán, un Estado que lamentablemente se ha rezagado, que se ha estigmatizado por condiciones de inseguridad, que queremos recuperar", señaló.

En el auditorio municipal de Chilchota Peña Nieto rompió el protocolo previsto en el acto e implementó un diálogo interactivo con las mujeres purépechas del lugar, quienes le pidieron más apoyo para escuelas y obras en sus comunidades.

En el encuentro, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, firmó el convenio del programa de electrificación para Michoacán y dio a conocer que ya existen 110 comedores comunitarios en esta zona indígena de Michoacán de un total de 400 que deberán estar funcionando en abril.
Robles, recordó que en la zona de Tierra Caliente, hay 51 municipios que están incluidos en la Cruzada Nacional contra el Hambre, el programa estrella del Gobierno de Peña Nieto para combatir la desnutrición, lanzado en 2013.

En el acto también estuvieron presentes el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo y el comisionado especial para la seguridad designado por la federación, Alfredo Castillo, un cargo estrenado hace apenas mes y medio.

El que fuera Procurador del consumidor destacó avances en la política de seguridad gracias a la reestructuración de la fiscalía local. “Esto ha permitido que cuando antes se resolvían cinco o seis homicidios, ahorita la cifra sea de 25 o 28 al mes; se ha detenido un número importante de bandas de secuestradores; y se está haciendo la depuración de policías que no acreditaron sus exámenes de control de confianza”.

Con el presupuesto anunciado en el programa de rescate el 4 de febrero, el Gobierno otorgará 350.000 becas a estudiantes del Estado, invertirá en la modernización de los canales de riego del campo, impulsará la mejora del puerto de Lázaro Cárdenas y reparará carreteras y autopistas. El presidente también pidió al Banco de Desarrollo de México que otorgue créditos a los empresarios michoacanos por valor de 12.000 millones de pesos (897 millones de dólares).