Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un congresista amenaza a un periodista con “partirle en dos”

Michael Grimm se disculpa: "Mi comportamiento no tiene excusa y el incidente no tendría que haber ocurrido”

El congresista Michael Grimm.
El congresista Michael Grimm. REUTERS

Durante una entrevista del reportero Michael Scott, de la cadena de cable New York 1 (NY1), al congresista republicano por State Island (Nueva York), Michael Grimm, después del discurso del estado de la Unión, Grimm declinó contestar a la pregunta que le formuló sobre la financiación de su campaña y, por el contrario, prefirió atacarle con dureza y sin piedad. Aparte de amenazarle con tirarle por un "jodido" balcón, el congresista fue un poco más allá en sus ataques: "Te voy a partir en dos", exclamó. Grimm, que estuvo en combate como Marine y fue agente secreto del FBI, ganó las elecciones de 2010 para conseguir un asiento en la Cámara de Representantes

Por su parte, la NY1, cadena de cable 24 horas, no tuvo piedad con Grimm. "Es muy angustioso que alguien amenace a uno de nuestros reporteros, y no hablemos si esta persona es un miembro del Congreso de EE UU", explico en un comunicado. "El equipo de NY1 está totalmente alarmado y decepcionado del comportamiento del congresista Grimm y le pedimos que se disculpe públicamente"

Y así ha sido. Tras las durísimas declaraciones, el congresista ha pedido este miércoles perdón mediante un comunicado: "Mi comportamiento no tiene excusa, y el incidente no tendría que haber ocurrido". "Soy un ser humano y a veces las emociones me sobrepasan", ha continuado Grimm en el texto. "El límite que separa lo racional de lo irracional, jamás debí cruzarlo. Cuando estás equivocado, estás equivocado, y tienes que admitirlo", ha proseguido el político

Grimm también ha justificado su comportamiento con el hecho de que la jornada del martes fue un día muy complicado para él. "La lucha en el Congreso sobre los seguros de inundaciones está siendo muy dura" (una batalla que se lleva lidiando desde el azote de la tormenta tropical Sandy en octubre de 2012). "Fue una combinación todo", ha asegurado.

No es la primera vez que este congresista es acusado por su comportamiento en la Cámara de Representantes, o por hechos como romper las reglas de financiación o no cumplir los límites permitidos de donaciones, informa la NBC. El pasado noviembre, el Comité Ético del Congreso anunció que comenzaría una investigación sobre Grimm, requisito que solicitó el Departamento de Justicia de EE UU, ha informado la misma cadena.