Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El frío polar bate récords históricos en la mitad de Estados Unidos

Nueva York ha batido el récord establecido hace 118 años

Una mujer camina hacia Union Station en Chicago, donde se registraron 34 grados bajo cero.

Todas las miradas siguen clavadas en los termómetros. Entre 15 y 18 grados bajo cero en los Estados de Pensilvania, Nueva York y Nueva Jersey; -22° en la ciudad de Chicago (Illinois) y -16° en la capital, Washington. La ola de frío polar que afecta a la mitad de Estados Unidos ha batido récords de temperaturas en numerosas regiones, sin perdonar a ciudades del sur como Atlanta (Georgia) o Birmingham (Alabama) donde se esperaban máximas de 6 grados bajo cero.

Los estadounidenses ya se han familiarizado con el término meteorológico ‘vórtice polar’, como se conoce al ciclón que ha descendido desde el polo para congelar desde las Montañas Rocosas hasta la costa Este del país. En el aeropuerto internacional de Dulles, en Washington, las temperaturas han superado el récord de 1996, establecido en 13 grados bajo cero, antes de provocar el fallo de los medidores, según ha informado el Servicio Nacional de Meteorología. Tampoco hacía una temperatura similar en la ciudad de Nueva York desde hace 118 años.

Detroit, acostumbrada al frío como pocas ciudades del país, amanecía este martes con -25 grados, una temperatura descrita por las autoridades como “peligrosamente baja”. Uno de los efectos más agresivos de este fenómeno es el viento helado que ha tomado el relevo a las tormentas de nieve del pasado fin de semana. El aire deja una sensación térmica muy por debajo de lo que marcan los termómetros. Cuando los indicadores de la capital mostraban 15 grados bajo cero a las ocho de la mañana, hora local, el viento mordía la piel a -25°. En algunas zonas de Minnesota, los 30 grados bajo cero del termómetro eran desafiados por los -60° que arrastraba el viento.

El frío, el viento y la nieve acumulada durante los últimos días han obligado a cerrar este martes varias carreteras, así como la cancelación de 1.800 vuelos y el retraso de otros 400, según el observador FlightAware.com. Las cancelaciones se suman a los 3.300 vuelos afectados durante el lunes y los más de 6.000 que sufrieron retrasos. Las autoridades de Indianapolis prohibieron la circulación en la autopista de circunvalación por el peligro de quedarse atrapado y el riesgo al que se enfrentarían los servicios de emergencia en el caso de realizar un rescate.

En Illinois, centenares de personas tuvieron que pasar la noche atrapados en un tren después de que el viento y la nieve dejaran impracticables las vías. Solo en este Estado las autoridades ferroviarias cancelaron más de una veintena de trayectos previstos para este martes y no se espera su reanudación hasta mañana. El portavoz de Amtrak aseguró que optaron por mantener a los pasajeros en los trenes y proporcionarles comida en vez arriesgarse a exponerles a las temperaturas gélidas del exterior.

Las autoridades de diversos estados han cerrado las escuelas públicas, pidiendo a los ciudadanos que evitaran salir de casa y pasar el menor tiempo posible en la calle. Los servicios de emergencia advierten que las temperaturas representan un riesgo para la salud ya que pueden causar hipotermia y congelación. Según el Servicio Nacional de Meteorología, la piel se congela en menos de media hora con temperaturas de 20 grados bajo cero y un viento de apenas 7 kilómetros por hora.

La ciudad de Chicago ha sumado una nueva muerte -otras cuatro personas han perdido la vida por la ola de frío- cuando un hombre de 48 años sufrió un ataque al corazón mientras retiraba la nieve de su casa. En Indianapolis (Indiana), una mujer también falleció este lunes en las inmediaciones de su vivienda.

Se espera que las temperaturas que han marcado el comienzo de 2014 en EE UU empiecen a recuperarse a partir del miércoles y se mantengan en niveles más habituales para esta época del año, en todas las zonas afectadas, a partir de la noche del jueves.

Más información