La muerte de dos trabajadores agrava la huelga del transporte en San Francisco

Los dos operarios sufrieron un accidente mientras realizaban labores de mantenimiento

La huelga del transporte colapsa el tráfico en San Francisco.
La huelga del transporte colapsa el tráfico en San Francisco.JUSTIN SULLIVAN / AFP

San Francisco y la Bahía siguen sufriendo las consecuencias de la huelga del transporte, que este lunes ha entrado en su cuarta jornada, sin que todavía se hayan anunciado fechas concretas para reanudar las conversaciones entre los trabajadores del BART -el sistema de trasporte que conecta toda la Bahía de San Francisco y que usan a diario 400.000 viajeros- y la empresa.

Ambas partes desean acercar posiciones y reanudar el diálogo, sobre todo tras el trágico accidente que el sábado acabó con la vida de dos trabajadores (no han sido facilitados los nombres) mientras realizaban labores de mantenimiento en una sección del trazado del BART en el Este de la Bahía. Un tren fuera de servicio, controlado por ordenador, les arrolló, sin que todavía se sepan las causas del accidente.

El suceso está siendo investigado por el Nacional Transportation Safety Board. El domingo, el responsable de la investigación, Jim Southworth, dijo en rueda de prensa que “no se puede determinar todavía si la huelga va a jugar un papel decisivo en la investigación”. Lo que sí se va a tener muy en cuenta es si los trabajadores fallecidos contaban con el suficiente entrenamiento para llevar a cabo las labores que estaban realizando en el momento de producirse el accidente.

Según fuentes directivas del BART, “el tren que arrolló a los trabajadores estaba efectuando un recorrido rutinario de mantenimiento desde Richmond hasta cerca de la estación de Walnut Creek, donde se produjo el accidente. Ambos operarios se encontraban reparando los railes y tenían bastante experiencia a la hora de mover trenes”.

Algunos trabajadores, que no desean ser identificados porque no están autorizados a hablar de lo sucedido, tienen sus dudas sobre si el siniestro se podría haber evitado y si las medidas de seguridad son suficientes, algo que va a tener su peso a la hora de negociar un acuerdo que ponga fin a la huelga.

El principal punto de desacuerdo continúa siendo la regulación de la normativa laboral interna. Según la empresa, hay desacuerdos a la hora de establecer los horarios de trabajo y la comunicación de las incidencias, que la directiva propone que se haga a través de email en lugar de escribirlas manualmente como hasta ahora. Los trabajadores también se niegan a recibir sus cheques por vía electrónica en lugar de en mano.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Los sindicatos señalan que “la regulación de la normativa laboral tiene poco que ver con la tecnología”, sino con “proteger a los trabajadores de los caprichos de la dirección, entre ellos la subcontratación”, en palabras de Antonette Bryant, presidente del sindicato Amalgameted Transit Union Local 1555.

Los líderes sindicales están dedicando buena parte de sus esfuerzos a explicar a los 400.000 pasajeros que diariamente cogen los trenes del BART las razones de la huelga, dado el clima de creciente hostilidad que se deja ver a través de las redes sociales y los panfletos distribuidos en la Bahía.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50