Asesinado un militante de oposición en el suroeste de México

Octavio Contreras, de 50 años, fue hallado muerto esta mañana en Apatzingán, al oeste del país

Octavio Contreras.
Octavio Contreras.PAN MICHOACÁN

"Fue privado de su libertad. Hoy hallaron su cadáver”, reza un titular. Privar de la libertad es el eufemismo mexicano para secuestrar. Y lo del cadáver, otro más, no es ninguna novedad en Apatzingán, un municipio asentado en Tierra Caliente, Michoacán, una de las zonas más violentas del país, a 485 kilómetros al oeste de la Ciudad de México. El muerto es Octavio Contreras Solórzano, de 50 años, un militante del Partido Acción Nacional (PAN, conservador) y exdelegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en el estado. El sexto asesinato en solo tres días.

Apatzingán, cuna de la primera constitución mexicana, es una ciudad de 123.000 habitantes al oeste de Michoacán y a unos 200 kilómetros de su capital, Morelia. Es también el centro de operaciones de Los Caballeros Templarios, el cartel de narcotráfico que domina la región. Parácuaro, La Huacana, Tepalcatepec, Aguililla. El campo de batalla entre los narcos y los grupos de autodefensa que han germinado en la región.

A Contreras lo secuestraron el martes en uno de sus negocios (vendía muebles de madera) y fue hallado muerto esta mañana, a un lado de la sede de la alcaldía. El crimen ha ocurrido a solo un mes del asesinato del diputado local del PRD, Osvaldo Esquivel (muerto en Morelia) y a una semana de los del director de Seguridad Pública de Puruándiro, José Alfredo Magaña y del regidor de Taretán, Clemente Méndez.

El crimen ha ocurrido una semana antes de la mayor fiesta de Apatzingán: el próximo 22 celebra el 199 aniversario de la primera constitución del país. Las autoridades han abierto las primeras investigaciones y han dicho que no descartan “rencillas personales”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS