Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Milicianos islamistas matan a cerca de 40 estudiantes en una escuela en Nigeria

Hombres armados del grupo Boko Haram irrumpieron en una escuela del Estado de Yobe mientras los estudiantes dormían

Un hombre observa las consecuencias de un ataque islamista en Saminaka, en el Estado de Kaduna, el 28 de septiembre.
Un hombre observa las consecuencias de un ataque islamista en Saminaka, en el Estado de Kaduna, el 28 de septiembre. EFE

Al menos 40 personas han muerto en un ataque perpetrado por hombres armados contra una escuela universitaria en el estado de Yobe, en el noreste de Nigeria, una zona en la que los milicianos islamistas han atacado con anterioridad escuelas y centros universitarios, según han informado testigos consultados por Reuters.

Varios hombres armados han irrumpido en las primeras horas de la mañana en la Escuela de Agricultura de la Universidad del Estado de Yobe y han disparado contra los estudiantes que residen en ese centro y que en ese momento se encontraban durmiendo, ha informado el comisario de la Policía estatal, Sanusi Rufai.

Un testigo ha explicado a Reuters que ha contabilizado 40 cadáveres en el principal hospital de la capital del Estado de Yobe, Damaturu. La mayoría de los fallecidos serían estudiantes universitarios.

Esta noticia llega horas después de que el Gobierno nigeriano informara de la muerte de 27 personas en otros dos ataques del grupo fundamentalista en el Estado de Borno. En el primer de ellos, que se produjo el pasado miércoles en la población de Fulutari, perdieron la vida seis personas, mientras que en el segundo, que ocurrió el jueves en Kanumburi, murieron 21.

Desde el pasado 16 de mayo, Nigeria realiza una ofensiva antiterrorista en los Estados de Yobe, Borno y Adamawa, en el noreste del país (todos ellos bajo estado de emergencia), tras un incremento de la actividad criminal en esa zona, donde opera el grupo Boko Haram, aunque se han seguido registrando ataques de los integristas.

El grupo, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la sharía o Ley Islámica en el país africano, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur. Desde 2009, cuando la Policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos, según cifras del Ejército nigeriano. Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales.