México, sin esperanza de hallar vivos a 68 desaparecidos por las lluvias

Un alud sepultó a decenas de personas en el pueblo de La Pintada, en Guerrero, al sureste del país

Enrique Peña Nieto (segundo por la derecha) observa los trabajos de rescate en La Pintada, en Guerrero, al sureste del país.
Enrique Peña Nieto (segundo por la derecha) observa los trabajos de rescate en La Pintada, en Guerrero, al sureste del país.EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha reconocido lo que muchos temían: no hay esperanzas de hallar supervivientes en el pueblo de La Pintada (Atoyac de Álvarez, Estado de Guerrero), donde unas 40 casas fueron sepultadas el lunes por un alud en medio de las intensas lluvias de la tormenta tropical Manuel. Las autoridades creen que 68 personas quedaron enterradas entre los escombros y el lodo. Los equipos de emergencia han rescatado este sábado el cadáver de una mujer, aunque por el momento se desconoce si es parte del recuento de desaparecidos.

“La cantidad de tierra que sepultó más de 40 casas de esta pequeña comunidad difícilmente nos deja albergar la esperanza de poder encontrar a gente con vida”, ha reconocido este sábado Peña Nieto en su visita al pueblo afectado. “Vamos a esperarnos a que deje de llover para poder meter maquinaria y poco a poco empezar a hacer una labor de rescate”, ha agregado el presidente, que ha cancelado su participación en la Asamblea General de la ONU la próxima semana en Nueva York para visitar Guerrero. Seis días después de la tragedia, los militares apenas han podido evacuar a los supervivientes por aire, informa desde la zona Paula Chouza. Pueblos cercanos, como El Paraíso, ven desprendimientos en los cerros y temen que les pase lo mismo que a sus vecinos.

La intención del Gobierno es reubicar y reconstruir el pueblo en una zona "más segura". “Me estoy comprometiendo con ustedes, ahora ante esta desgracia, y regresaremos, a partir de las acciones que estemos llevando a cabo, para que podamos prácticamente inaugurarles un nuevo pueblo”, ha asegurado Peña Nieto este sábado.

El recuento oficial de víctimas en todo México tras el paso de las tormentas Ingrid y Manuel era de 101 la noche del sábado, pero la cifra no ha parado de crecer. La Secretaría de Gobernación confirmó el sábado la muerte de cinco tripulantes de un helicóptero Black Hawk que realizaba labores de rescate en Guerrero, el Estado más afectado. La aeronave desapareció este jueves, tras despegar del puerto de Acapulco para llevar víveres a la misma comunidad de La Pintada.

Aproximadamente 60.000 personas han sido evacuadas de sus hogares y 43.000 han sido trasladadas a más de medio centenar de albergues en diferentes puntos de México. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ha reconocido que los daños provocados por los ciclones en 24 Estados del país son “incalculables”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50