EE UU, abierto a un encuentro entre Obama y Rohaní

La Casa Blanca ve posible una reunión entre ambos líderes la semana que viene en la ONU si el presidente de Irán renuncia a su programa nuclear

Barack Obama.
Barack Obama.JEWEL SAMAD / AFP

La Casa Blanca ha declarado hoy que es posible que el presidente Barack Obama se reúna con el presidente de Irán, Hasan Rohaní, en Nueva York la semana que viene si Teherán da una señal de que habla en serio a la hora de abandonar su programa nuclear. El portavoz de la Casa Blanca ha declarado en su habitual rueda de prensa diaria que Obama está abierto a mantener conversaciones directas con Irán, siempre y cuando se cumpla el anterior requisito.

Preguntado sobre la opinión que le merecía al presidente las declaraciones del mandatario de Irán de que su país no tenía ninguna intención de desarrollar armas nucleares, Jay Carney dijo que las palabras de Rohaní sonaban constructivas y positivas pero se necesitaban hechos.

“Las acciones son más importantes que las palabras”, ha recalcado Carney, que ha proseguido asegurando que el presidente mantendría negociaciones con Irán bajo ciertas condiciones, algo que ya dejó claro cuando aspiró a la presidencia en 2008, siendo esa la misma posición que mantiene ahora, que Teherán renuncie a su programa nuclear.

Obama y Rohaní coincidirán el martes de la próxima semana en Nueva York, dentro del marco de la reunión anual de la Asamblea General de Naciones Unidas. Debido a ello, no han sido pocas las especulaciones en los últimos días sobre que los dos líderes mantengan entonces algún encuentro de algún tipo.

El pasado miércoles, en una entrevista concedida a la cadena NBC, el presidente iraní dijo que su país “no desarrollará armas nucleares bajo ninguna circunstancia”. En esa misma entrevista, Rohaní relató que el presidente Obama le envió una carta poco después de su llegada al poder en agosto. Rohaní respondió a la misiva. El líder iraní declaró que el tono del mensaje del mandatario norteamericano era “positivo y constructivo”. Preguntado por si esos contactos pueden sentar las bases para un cambio en las relaciones entre Estados Unidos e Irán, el mandatario respondió que podría haber "pasos pequeños y sutiles que lleven a un futuro muy importante".

Estados Unidos no tiene relaciones diplomáticas con Irán desde hace 34 años, rotas en 1979 –Washington no rompió inmediatamente con el país tras el derrocamiento del shá- tras el asalto a la embajada estadounidense en Teherán que desató la conocida como crisis de los rehenes, que mantuvo durante 444 días secuestrados a medio centenar de diplomáticos. .

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí
En 2002, se desveló que la República Islámica estaba llevando a cabo un programa nuclear secreto. Desde entonces, la comunidad internacional ha fracasado en frenar su avance

En 2002, se desveló que la República Islámica estaba llevando a cabo un programa nuclear secreto. Desde entonces, la comunidad internacional ha fracasado en frenar su avance y la sospecha de que estén construyendo un arma atómica ha llevado a la radicalización de posturas por todas las partes.

La correspondencia –confirmada por ambos líderes- iniciada ahora entre ambos mandatarios indica también la posibilidad de un acercamiento entre ambos países. De momento, Teherán ha anunciado la liberación de 11 prominentes líderes de la oposición.

Esta semana, Obama declaró a la cadena de televisión hispana Telemundo que creía que Rohani era “alguien que estaba dispuesto a mantener un diálogo abierto con Occidente y Estados Unidos de una manera que no se había visto en el pasado”, dijo Obama. “Debemos probarlo”, puntualizó el mandatario.

Rohaní ganaba las elecciones el pasado mes de junio y salía del poder Mahmud Ahmadineyab, quien siempre había mantenido una actitud beligerante y provocadora con EEUU y el resto de la comunidad internacional.

Esta es la primera vez que Obama se ha dirigido directamente por escrito al presidente de la República Islámica y no lo ha hecho al líder supremo del régimen, el ayatolá Alí Jamenei, lo que hace deducir que la Casa Blanca considera que Rohani tiene el visto bueno de aquel para iniciar un aperturismo y un acercamiento a EE UU.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50