Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siria aplaza la visita de los inspectores hasta mañana por “falta de garantías”

El régimen acusa a los rebeldes de no garantizar la seguridad de los inspectores

Damasco reta a Occidente a ofrecer pruebas del uso de armas químicas

El ministro sirio de Exteriores, hoy en Damasco.

El Gobierno sirio ha retrasado hasta mañana miércoles la segunda visita de los inspectores de la ONU a las localidades del país árabe donde se sospecha que se han utilizado armas químicas. Según el ministro de Exteriores sirio, Walid Mualem, el retraso se debe a que los rebeldes, que controlan varias zonas que rodean a la capital, Damasco, no son capaces de garantizar la seguridad del equipo de investigación. El lunes, los inspectores se vieron obligados a retrasar una inspección tras recibir disparos de un francotirador. Horas antes, varios proyectiles de mortero cayeron cerca del hotel Four Seasons, donde se alojan los expertos de Naciones Unidas.

Mualem ha vuelto a acusar a los rebeldes del ataque con armas químicas de la semana pasada, en el que, según Médicos sin Fronteras, murieron 355 personas. El ministro sirio retó a Occidente a demostrar que el régimen ha utilizado armas químicas y, ante la disposición de Estados Unidos y Reino Unido a lanzar una ofensiva militar contra el régimen, alertó que una intervención "solo serviría a los intereses de Israel y Al Qaeda".

"Tenemos dos opciones: rendirnos o defendernos con las opciones que tenemos a mano. Y creemos que la segunda opción es la mejor", ha afirmado el ministro sirio. Mualem se ha jactado de tener defensas que "sorprenderán" al mundo y ha dejado claro que un ataque extranjero no les hará cejar en su lucha contra los rebeldes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información