Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU y Reino Unido amenazan a Siria con una “respuesta grave”

El secretario de Defensa asegura que EE UU está preparada para "cualquier opción" militar

Reino Unido y EE UU ordenan a sus respectivos equipos examinar "todas las posibilidades"

Irán asegura que Siria le ha prometido "plena cooperación" con la ONU para aclarar lo ocurrido

Londres / Kuala Lumpur / Madrid

El primer ministro británico, David Cameron, y el presidente estadounidense, Barack Obama, han reiterado que la comunidad internacional debe dar una "grave respuesta" al supuesto uso de armas químicas en Siria y han ordenado a sus respectivos equipos examinar "todas las posibilidades". Según ha informado un portavoz de Downing Street a través de un comunicado, Cameron y Obama han hablado por teléfono para analizar la situación en Siria, después del supuesto ataque con armas químicas llevado a cabo por las fuerzas gubernamentales sobre el este de Damasco.

Esta madrugada, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha asegurado que su Gobierno está preparado para ejercer "cualquier opción" militar que Obama ordene en respuesta a los supuestos ataques con armas químicas en la guerra civil siria. "El presidente Obama ha pedido al Departamento de Defensa que prepare alternativas para todas las contingencias. Lo hemos hecho y estamos preparados para ejercer cualquier opción", ha dicho Hagel desde Kuala Lumpur, donde se encuentra de visita oficial.

Cameron y Obama han considerado que "es vital que el mundo mantenga la prohibición de usar armas químicas para evitar otras atrocidades". "Los dos están profundamente preocupados por el ataque del pasado miércoles en Damasco y por las crecientes señales de que se usaron armas químicas por parte del régimen sirio contra su propio pueblo", indica el comunicado. Cameron y Obama han considerado que "el hecho de que el presidente (Bachar el) Asad, se haya negado a cooperar con Naciones Unidas" para que investigue este ataque sobre el terreno "sugiere que el régimen sirio tiene algo que esconder".

Este fin de semana, Obama ha discutido con sus principales asesores en materia de seguridad una posible represalia contr Siria, pero no ha tomado ninguna decisión. El presidente de EE UU ha pedido a todas las agencias de inteligencia que analicen las circunstancias que rodean la agresión para “determinar lo que verdaderamente ocurrió en Siria”, de acuerdo con un miembro de la Administración. El mandatario quiere tener todos los datos y las pruebas para decidir el alcance de su respuesta, informa Antonio Caño. Oficialmente, la Administración norteamericana está esperando a que Naciones Unidas, que tiene un equipo de inspectores sobre el terreno en Siria, sea capaz de determinar si, efectivamente, se usaron armas químicas en el ataque en las afueras de Damasco.

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, ha instado a su homólogo sirio, Walid al Moallem, a permitir el "acceso inmediato e irrestricto" de los investigadores de Naciones Unidas al lugar donde, según activistas y opositores, el pasado miércoles se produjo el ataque químico. Un funcionario del Departamento de Estado ha revelado este sábado a la agencia Reuters que Kerry habló por teléfono con Al Moallem el pasado jueves para decirle que el Gobierno sirio debería permitir que la ONU investigara este supuesto ataque con armas químicas. Según la agencia, Kerry "dejó claro que si el Gobierno sirio no tiene nada que esconder, debería permitir el acceso inmediato e irrestricto a la zona, en lugar de seguir bloqueando el acceso, atacando la zona y destruyendo evidencias".

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, ha asegurado este domingo que su Gobierno mantiene un "estrecho contacto" con el sirio y que, dentro de las conversaciones de los últimos días, el régimen de Bachar el Asad les ha asegurado que "nunca" ha usado armas químicas y que ofrecerá "plena cooperación" con la ONU para aclarar lo ocurrido. El jefe de la diplomacia iraní ha dado por confirmado el presunto ataque químico ocurrido el miércoles en la región de Damasco, pero ha culpado a los "terroristas" activos en Siria y no al Gobierno, según informa la cadena estatal Press TV.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información