Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ultraderecha húngara marcha contra un congreso judío en Budapest

Unos 400 partidarios del partido Jobbik se dan cita en vísperas del Congreso Judío Mundial

Uno de los manifestantes porta una lámina con una esvástica.
Uno de los manifestantes porta una lámina con una esvástica. AFP

Unos 400 extremistas de derechas han acudido a una manifestación antijudía y antiestalinista en Budapest con motivo del comienzo mañana en esta ciudad de la Asamblea Plenaria del Congreso Judío Mundial (CMJ). La marcha, convocada por el partido derechista húngaro Jobbik, el tercero en el Parlamento, había sido prohibida pero fue finalmente autorizada. El presidente de Jobbik, Gábor Vona, manifestó ante los manifestantes que "Hungría no se vende" y que por eso "[el presidente israelí] Simón Peres debería buscarse otro país", en alusión a las acusaciones extremistas de que Israel está comprando Hungría.

Según informó la radio derechista Szent Korona, Vona opinó además que la comunidad judía de Hungría debería pedir perdón por la revolución bolchevique de 1919 y por "los asesinatos cometidos por los judíos" durante el régimen estalinista de Mátyás Rákosi, en la década de los años 1950.

Durante el Holocausto fueron asesinados en Hungría en menos de dos años unos 600.000 judíos por los nazis con el apoyo de las autoridades locales profascistas. La comunidad hebrea del país centroeuropeo la integran en la actualidad unas 100.000 personas, que viven sobre todo en la capital, Budapest.

La policía había prohibido el pasado martes la controvertida manifestación, pero un tribunal capitalino levantó esa medida ayer, ya que las autoridades han sobrepasado las 48 horas con las que contaban para prohibir una manifestación anunciada. En las últimas semanas, las autoridades húngaras habían prohibido varias marchas extremistas, como una convocada bajo el lema "dar gas" por un grupo de moteros derechistas que pretendían coincidir con la llamada "Marcha por la Vida" con la que la comunidad judía conmemora las víctimas del Holocausto.

Mañana, domingo, comienza en Budapest la décimo cuarta Asamblea Plenaria del CJM, que eligió esta ciudad como sede de su reunión como una muestra de apoyo a la comunidad hebrea local ante el creciente antisemitismo en Hungría. La asamblea, que terminará el próximo martes, se centrará en advertir del creciente antisemitismo en Europa y el ascenso de partidos neonazis.