Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite un destacado opositor sirio

La salida de Moaz al Jatib debilita al ala moderada de los rebeldes

Escenifica también las profundas divisiones en la coalición opositora

El líder opositor sirio Mouaz al Jatib el pasado febrero.
El líder opositor sirio Mouaz al Jatib el pasado febrero. AP

El líder del principal grupo de la oposición política en Siria, Moaz al Jatib, dimitió este domingo, después de haberle ofrecido una salida negociada del Gobierno al presidente Bachar el Asad, en contra del criterio de otras formaciones rebeldes. La marcha de Al Jatib, quien además fue imán de la prestigiosa mezquita Omeya en Damasco, supone un golpe para el ala más moderada de la oposición en Siria.

Al Jatib asumió el liderazgo de la Coalición de Fuerzas Revolucionarias y Opositoras en noviembre, tras salir de Siria después de años de persecución y acoso por parte del régimen. Su oferta de diálogo al régimen, con la condición de que El Asad abandonara el poder, no sentó bien entre otras facciones integrantes de esa Coalición. El Gobierno, por su parte, no respondió al ofrecimiento de diálogo.

“Le había prometido a la gran gente de Siria y a dios que dimitiría si no alcanzaba algunos objetivos en los asuntos en cuestión. Ahora cumplo esas promesas y anuncio mi dimisión de la Coalición Nacional para poder trabajar con una libertad que no es posible dentro de las instituciones oficiales”, dijo Al Jatib este domingo al anunciar su dimisión en su página de Facebook. "En los pasados dos años hemos sido masacrados por el régimen, con una crueldad inusitada, mientras el mundo se limitaba a mirar”, añadió.

Al Jatib contaba con el apoyo de las potencias occidentales y las monarquías del Golfo que respaldan a los opositores. Tras su dimisión, el primer ministro de Catar, Hammad Bin Yasim Al Thani, le ha pedido que reconsidere su dimisión. “Lo lamentamos profundamente”, ha dicho, en declaraciones a la prensa, según Reuters.

La semana pasada, la Coalición Nacional eligió al islamista Ghassan Hitto, un empresario con lazos en EE UU, como primer ministro interino, en un primer paso para formar un Gobierno en el exilio que pueda tomar las riendas de la nación eventualmente si el régimen cae. Una de las primeras funciones de ese Ejecutivo de transición es gestionar las zonas que controlan ya los rebeldes.

El Ejército Libre Sirio, la principal milicia rebelde, rechazó este domingo a Hitto como jefe del Gobierno. Según dijo en un comunicado el portavoz del Mando Militar Supremo, el coronel Qasem Saadedin, Hitto “no representa el consenso entre la oposición política”. "El Ejército Libre de Siria no apoyará al Gobierno, excepto si es elegido con el consenso de toda la oposición", añadió.

Más información