Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duvalier responderá ante el juez por crímenes contra la humanidad

El expresidente de Haití enfrentará acusaciones de crímenes de lesa humanidad y malversación de fondos públicos

Jean-Claude Duvalier, en Puerto Príncipe en 2011.
Jean-Claude Duvalier, en Puerto Príncipe en 2011.

Un tribunal de Haití ha ordenado este jueves que el expresidente Jean-Claude Duvalier se presente sin falta la semana próxima ante la justicia, para responder a las acusaciones de crímenes de lesa humanidad y malversación cometidos entre 1971 y 1986, durante su gobierno. Jean-Claude, alias Baby Doc, heredó el poder a los 19 años tras la muerte de su padre, Francois Duvalier, quien se declaró presidente vitalicio de la isla y ya conducía una férrea dictadura desde 1957. Durante el régimen de los Duvalier, miles de haitianos fueron asesinados, desaparecidos o sufrieron torturas a manos de las milicias oficialistas, los temidos tonton-macoutes, y se estima que solo durante el periodo de Baby Doc fueron desviados cientos de millones de dólares de fondos públicos.

“Hay razones para que la Corte declare que la presencia de Jean-Claude Duvalier es imperativa. Por tanto, conviene que sea ha traído aquí, a comparecer ante el tribunal”, ha dicho el juez Jean-Joseph Lebrun, en nombre del tribunal de apelaciones reunido este jueves en Puerto Príncipe, según ha informado AFP.

Jean-Claude Duvalier había sido convocado por tercera vez a una audiencia este jueves para que respondiera a las denuncias en su contra; pero tal como lo hizo en las dos oportunidades anteriores, no asistió. En su ausencia, el tribunal rechazó la decisión adoptada en febrero de 2012 por un juzgado de primera instancia, de procesar a Duvalier solo por malversación de fondos, y ordenó que se presentara ante la corte para responder también por violaciones a los derechos humanos. “Sí, vamos a traerlo. Haremos respetar la decisión de la corte”, respondieron sus abogados defensores.

Jean-Claude Duvalier fue derrocado en 1986 y tras 25 años de exilio en Francia, volvió a Puerto Príncipe en enero de 2011. En febrero de 2012, un juez decidió que no sería juzgado por ordenar la desaparición, tortura y asesinato de miles de sus conciudadanos, sino que únicamente enfrentaría cargos por el desvío de fondos públicos durante su mandato que, se calcula, oscila entre 300 y 800 millones de dólares. En aquella oportunidad, el juez argumentó que estas denuncias habían prescrito, de acuerdo con las leyes haitianas.

Hoy decenas de víctimas del duvalierismo y representantes de organizaciones de derechos humanos locales e internacionales celebraron en los tribunales la decisión. “Es una victoria para los grupos de víctimas”, escribió la enviada especial de Humans Right Watch a Puerto Príncipe, Beatrice Vaugrante, en su cuenta de Twitter, tan pronto culminó la audiencia. “Si nosotros no nos movilizamos, las víctimas del régimen, no obtendrán justicia”, declararon más temprano activistas del Movimiento Democrático Popular (MODEP) y de la Unión de los Pequeños Campesinos a EFE.

Horas antes de que comenzara la audiencia, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, había exhortado a las autoridades haitianas a que se hiciera justicia por los crímenes cometidos durante la dictadura de los Duvalier. “Tales violaciones sistemáticas de los derechos humanos no deben permanecer impunes. Todos los haitianos que las sufrieron tienen el derecho a que se haga justicia. Insto a las autoridades a cumplir sus responsabilidades”, dijo Pillay desde Ginebra. Algunos observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) también acudieron este jueves a la sesión del tribunal, calificada como una prueba de fuego para el sistema de judicial de Haití.

Más información