Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Autoridad Palestina protesta ante la UE por el trato a los presos

El negociador jefe palestino se queja de las condiciones de detención de 4.000 palestinos

El Gobierno de Israel dice que la detención administrativa se ajusta al derecho internacional

El jefe negociador de Palestina, Saeb Erekat, el pasado 15 de febrero en Barcelona.
El jefe negociador de Palestina, Saeb Erekat, el pasado 15 de febrero en Barcelona. EFE

Palestina le ha exigido este lunes a la Unión Europea que reconsidere sus relaciones con Israel, ante lo que considera una “conducta ilegal” de las “fuerzas ocupantes, y en particular las leyes draconianas contra los palestinos, incluida la detención administrativa”. En una dura carta enviada hoy a la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, el negociador jefe de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, asegura que “ya no es aceptable la mera petición de un trato mejor de los palestinos en las prisiones de los ocupantes, sino que hay que pedir el fin del sistema arbitrario de detenciones israelíes”.

La carta llega menos de una semana después de que un reportaje de investigación de la cadena pública australiana ABC revelara la verdadera identidad del llamado Prisionero X, el agente del Mosad Ben Zygier, nacido en Melbourne y nacionalizado israelí, encarcelado en el anonimato y muerto, en suicidio, en su celda el 15 de diciembre en 2010. En ese contexto, la OLP ha puesto de relieve las condiciones de detención militar en Cisjordania. Hay en las prisiones de Israel más de 4.700 detenidos palestinos, según un recuento de Adameer, un grupo de apoyo a los presos palestinos. De ellos, más de 180 se consideran "detenidos administrativos", es decir, encarcelados sin cargos.

La detención administrativa le permite a Israel detener y encarcelar a palestinos sin cargos, por motivos de seguridad nacional. “Las fuerzas ocupadoras dividen Cisjordania en tres áreas de control militar. En cada una hay un comandante. Cuando los servicios de inteligencia de Israel quieren arrestar a un palestino, acuden a ese comandante para que emita una orden de detención”, explica Mourad Jadallah, investigador legal de Adameer. “Tras ello, un juez militar tiene ocho días para autorizar una orden de detención administrativa, que permite retener al preso sin presentar cargos y sin juicio. En un 99% de los casos, el juez emite esa orden”.

Desde el Gobierno de Israel se asegura que los presos palestinos tienen siempre acceso a representación y asesoría legal, y que la detención administrativa es una práctica que se sigue en otras democracias occidentales, como Gran Bretaña. “No hay nada en esta práctica que no sea conforme a prácticas similares en países de la UE”, explica Yigal Palmor, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel. “La pretensión del señor Erekat de darle lecciones a la UE en términos de democracia es abrumadora. La arrogancia manifestada por esta carta, la pretensión de dictarle a la UE sus relaciones con otros países y sus interpretaciones del derecho internacional, son abrumadoras”.

Israel es un aliado comercial crucial para la UE. El negocio entre ambos socios fue de aproximadamente 27.400 millones de euros en 2012. Según la Oficina Central de Estadísticas de Israel, en 2012 las importaciones de bienes de la UE por parte de Israel aumentaron con respecto a 2011, de 16.200 a 16.700 millones de euros. Principalmente, la UE exporta maquinaria y equipamiento de transporte a Israel, además de químicos.

“Creemos que es hora de que la UE adopte medidas concretas para poner fin a la impunidad de Israel y su desafío del derecho internacional, incluyendo numerosas resoluciones de la ONU”, asegura el negociador Erekat en su carta. “A pesar de graves violaciones de Israel, las relaciones entre la UE e Israel han seguido en desarrollo, lo que le ha permitido a Israel a consolidar su posición como principal socio de la UE en la región. Por lo tanto, le instamos a considerar la importancia de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario en sus relaciones bilaterales y los acuerdos con el Estado de Israel”.

La OLP se queja en esa misiva de lo que considera un trato abusivo a los palestinos en el sistema judicial y carcelario israelí. Mantiene Erekat que desde 1967, Israel ha llevado a prisión a más de 800.000 palestinos. “Los juzgados militares de Israel, donde el porcentaje de declaraciones de culpabilidad a los palestinos es del 99%, no cumplen con los mínimos criterios internacionales para juicios justos”, opina. Quejas similares a esas han llevado a una multitud de presos a iniciar huelgas de hambre. En la actualidad, cuatro de ellos han dejado de comer para protestar. Uno, el activista Samer Issawi, lleva 200 días sin comer y pesa 46 kilos.

El sábado, un portavoz de Ashton emitió un comunicado en el que dijo que la “Alta Representante está siguiendo con preocupación los informes sobre el deterioro de las condiciones de salud de Ayman Sharawna, Issawi Samer, Ezzedin Jafar y Tareq Qaa'dan, los palestinos detenidos por los israelíes que han estado en una huelga de hambre prolongada. La UE hace un llamamiento al Gobierno de Israel para permitir el restablecimiento inmediato del derecho de visita de sus familias y pide el pleno respeto de las obligaciones internacionales de derechos humanos para con todos los detenidos y presos palestinos”.