Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El senador Rand Paul dará la réplica a Obama en nombre del Tea Party

Como cada año desde que llegaron al poder en 2010, la alocución del presidente tendrá dos respuestas: la del Partido Republicano y la del Tea Party.

Rand Paul.
Rand Paul.

Como en los dos últimos años tras la llegada al poder del Tea Party en las legislativas de 2010, el discurso del estado de la Unión del presidente Barack Obama no tendrá una sino dos respuestas. El discurso del presidente será seguido por una respuesta oficial del Partido Republicano a cargo del senador por Florida Marco Rubio. A continuacion, el senador por Kentucky Rand Paul hablará en nombre del Tea Party.

Paul formó el caucus del Tea Party en el Senado en 2010 y sigue siendo uno de los principales referentes del partido ultraconservador. Mientras que Rubio –militante del Tea Party pero hoy día llave entre este partido y el Republicano- hablará desde el Capitolio, Paul lo hará desde la sede del Club de Prensa en Washington.

El senador de Kentucky ha insistido en que no piensa eclipsar a Rubio. “Es una respuesta extra”, ha declarado a CNN. “No lo veo como una asunto divisivo”, ha proseguido Paul para concluir que a pesar de que él y Rubio no ven las cosas de la misma manera no se trata de ellos sino de la gente que conforma el Tea Party, “un movimento real de base”.

“Estamos contentos con que el Partido Republicano haya elegido al senador Marco Rubio para dar la respuesta”, ha dicho a través de un comunicado Amy Kremer, presidenta del Tea Party Express. “Ambos articularán mensajes a favor del crecimiento que llegarán al pueblo americano”. En 2011, fue Michele Bachmann quien dio la réplica del Tea Party. El año pasado lo hizo Herman Cain.

Tanto Paul como Rubio están considerados importantes candidatos de cara a la nominación Republicana a la Casa Blanca en 2016. Ante la escasez de figuras de relevancia en el Partido Republicano o una persona que tome las riendas de la derecha, Rubio ha surgido como uno de los políticos más carismáticos de su partido y en los últimos meses ha demostrado gran habilidad para moverse entre el ala más reaccionaria de su partido y la más moderada.