El hermano del Papa conocía la decisión “desde hace meses”

El sacerdote Georg Ratzinger, de 89 años, confirma que la avanzada edad del Pontífice es el único motivo de la renuncia

Georg Ratzinger, el hermano del Papa, comenta la renuncia de Benedicto XVI este lunes.
Georg Ratzinger, el hermano del Papa, comenta la renuncia de Benedicto XVI este lunes. A. WEIGEL (EFE)

El hermano de Benedicto XVI, el sacerdote y músico Georg Ratzinger, de 89 años, sabía “desde hace meses” que el Papa planeaba abdicar, según declaró este lunes ante un grupo de periodistas en Ratisbona, en el sur de Alemania. “La edad aprieta”, dijo el hermano mayor del Papa alemán. Su médico ha recomendado que no emprenda más viajes trasatlánticos para no empeorar su salud. Georg Ratzinger explicó, además, que “le cuesta cada vez más andar”. El Pontífice cumplirá 86 años el próximo 16 de abril. Su hermano sacerdote asegura que su avanzada edad es “la única razón” de su renuncia al liderazgo de la Iglesia Católica.

Cuenta para ello con el apoyo de Georg, que considera “totalmente positivo que deje su tarea en manos más jóvenes” y espera que el retiro al que aspira le permita compartir más tiempo con él. Añadió que, pese a todo, el Papa “está bastante bien para su edad”.

Aunque entiende y apoya la decisión, Georg Ratzinger admite que también a él le sorprendió “mucho”. La tomó tras “un cuidadoso examen de sus capacidades y sus posibilidades”. Se trata de una novedad con pocos precedentes en la historia, pero que según explica el casi nonagenario con un fuerte deje bávaro “a lo mejor resulta acorde con los tiempos actuales”. Una vez informado, el hermano del Pontífice no habló con nadie del asunto: “Me propuse no decir ni palabra hasta que escuchara la noticia por la radio”. El lunes la escuchó a mediodía. Benedicto XVI se la había notificado “sin demasiado drama, de un modo bastante natural”. Georg Ratzinger recuerda un precedente: “El papa Celestino… IV o V, ¿cuál era? [era San Celestino V], que renunció al papado porque había sido eremita y no se adaptó nunca a esa tarea”.

El sacerdote, que ha mantenido siempre el contacto con su hermano, dice tener la impresión de que el trabajo de un Papa es hoy “más intenso en muchos aspectos” que antes. Explicó que aún no sabe cuándo se reunirá con Benedicto XVI, porque “los viajes son difíciles a esta edad”. Ya no será Papa. Para Georg, el pontificado de su hermano se ha visto dificultado por los tiempos: “Él ha dado lo máximo, ha hecho todo lo que estaba en su mano en un tiempo difícil y marcado por las animadversiones hacia la Iglesia católica y por los desacuerdos”.

Tras el encuentro de los periodistas con Georg Ratzinger, los reporteros de la agencia de noticias evangélica EPD hicieron una encuesta en la ciudad de Ratisbona, en el corazón de la Alemania más católica, que recoge la sorpresa de los creyentes sobre la renuncia de su paisano. También la canciller Angela Merkel expresó su “máximo respeto” hacia Benedicto XVI, de quién destacó sus cualidades intelectuales y recordó su discurso ante la Cámara baja parlamentaria (Bundestag). Allí exhortó a los representantes alemanes a “servir al Derecho y combatir la injusticia”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS