El Ejército francés combate a los islamistas en los alrededores de Gao

Varios grupos de islamistas permanecen escondidos en los alrededores de la ciudad Muchas carreteras están minadas, lo que ralentiza el avance de las tropas francomalienses

Un hombre pasa ante un edificio que ocupaban los miembros de Muyao destruido por la Aviación francesa, el pasado sábado en Gao.
Un hombre pasa ante un edificio que ocupaban los miembros de Muyao destruido por la Aviación francesa, el pasado sábado en Gao.SIA KAMBOU / AFP

Grupos “residuales” de terroristas islamistas de Muyao permanecen escondidos en los alrededores de Gao y desde ahí están llevando a cabo algunos ataques esporádicos sobre la ciudad. Este martes lanzaron dos obuses que no provocaron daños, el primero cayó en el barrio de Cité Perdu, a 50 metros de una casa, y el segundo cerca del Aeropuerto y una base militar. En los últimos días, soldados franceses y malienses intentan localizar a estos grupos en los pueblos de los alrededores y se ha producido algún intercambio de disparos. Al menos ocho supuestos terroristas han sido detenidos y trasladados a Sevaré.

La llegada de las tropas francomalienses a Gao supuso la huida de la mayor parte de los islamistas de Muyao que la ocupaban desde el pasado mes de abril. Sin embargo, algunos no pudieron o no quisieron escapar y optaron por refugiarse en los pueblos de los alrededores. “Muchos salieron a pie de la ciudad por temor a usar los coches, pues la Aviación francesa los estaba bombardeando desde el aire”, asegura un residente en la ciudad. Estos terroristas son los responsables de los atentados aislados que está sufriendo la localidad.

Otro de los problemas a los que se están enfrentando las tropas francesas y malienses en su avance es la presencia de minas en las carreteras. La semana pasada estalló una al paso de un convoy militar maliense en Gossi, entre las ciudades de Gao y Douentza, y hace solo unos días detonó una segunda entre Gao y Kidal provocando la muerte a cuatro militares malienses. Los soldados franceses están tratando de desminar la zona, pero eso ralentiza los desplazamientos y está demorando más de lo previsto la ansiada reapertura de la carretera para permitir el regreso de los desplazados.

Mientras tanto, militares franceses y unos 2.000 soldados chadianos patrullan ya las calles de Kidal, la última de las tres grandes ciudades del norte en ser recuperada de las manos de los yihadistas. Allí también se ha constatado la presencia de rebeldes del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), que están prestando su colaboración a las tropas galas y africanas en la búsqueda de supuestos terroristas. Hace unos días, el MNLA anunció la detención de dos miembros de Ansar Dine y Muyao y su puesta a disposición del Ejército francés.

Más al norte, entre Tesalit y el macizo de Iforas, junto a la frontera argelina, la Aviación prosigue con los bombardeos para tratar de destruir los puntos de almacenamiento de armas de los grupos yihadistas. Según ha informado París, estos ataques se han dirigido sobre al menos 25 lugares diferentes, provocando importantes pérdidas a los radicales.

Se cree que en esta zona se pueden encontrar los siete rehenes franceses que aún permanecen en manos de AQMI y Muyao. Varios vecinos de Tombuctú aseguran haber visto a Abu Zeid, uno de los líderes de la rama magrebí de Al Qaeda, partir en dirección al norte poco antes de la recuperación de esta ciudad. Según estos testimonios, llevaba consigo a un grupo de occidentales con los ojos vendados.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50