Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos once muertos en Damasco por un coche bomba

El ataque se ha producido en un barrio con una importante comunidad alauita, minoría a la que pertenece El Asad

La violencia no para en Siria. El último capítulo ha tenido lugar en la madrugada de este viernes (hora local) cuando un coche bomba ha estallado en un barrio del norte de la capital, Damasco. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) ha ofrecido un balance provisional de once muertos, aunque la cifra podría aumentar puesto que hay numeroso heridos, entre ellos varios menores, según ha explicado Rami Abdel Rahmane, director de la ONG, a AFP. Algunas fuentes hablan de 40 heridos.

La información sobre el atentado es escasa. Según los datos del OSDH, el atentado ha tenido lugar en el barrio de Massanken Barzé, donde vive una importante comunidad alauita, minoría religiosa a la que pertenece el presidente Bachar el Asad. Además, la agencia siria Sana informa de que el atentado ha tenido lugar en una "gasolinera cerca de un hospital, lo que ha provocado varios muertos y numerosos heridos civiles".

Testigos presenciales han relatado que varias ambulancias han recogido los cadáveres calcinados y a las personas gravemente heridas, y que varios camiones han retirado los vehículos afectados.

"La gasolinera está siempre repleta de gente, incluso cuando no hay carburante. Hay mucha gente que pernocta allí esperando a los envíos de combustible de por la mañana temprano", ha declarado un activista bajo la condición de anonimato a la agencia Reuters.

Los atentados con coche bomba se han incrementado en los últimos meses en Damasco y sus suburbios y han tenido como principales objetivos los edificios gubernamentales y de seguridad. Según la ONU, más de 60.000 personas han muerto desde que comenzaron las movilizaciones contra el régimen de Bashar el Asad en marzo de 2011.