Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vicepresidente sirio afirma que el régimen no puede obtener la victoria

Faruk el Chara admite en una entrevista errores de su Gobierno en el actual conflicto

El vicepresidente sirio, Faruk el Chara, en una imagen de junio de 2010.
El vicepresidente sirio, Faruk el Chara, en una imagen de junio de 2010. AFP

El vicepresidente sirio, Faruk el Chara, ha reconocido que el régimen de su país ha cometido errores como la militarización del conflicto, en una entrevista publicada hoy en diario libanés Al Akhbar y adelantada ayer en extractos. "Se cometieron un montón de errores por parte de la Liga Árabe y del Estado [sirio]. Este último debería haber examinado los motivos por los que hemos llegado a esta crisis, sobre todo, a su militarización", afirmó El Chara. En la misma entrevista, El Chara aseguró que ni las autoridades ni los rebeldes tienen la capacidad de ganar en Siria, según los extractos difundidos.

Admitió que muchos dirigentes sirios "se han comportado inapropiadamente, lo que ha llevado a terminar el diálogo político y abrir la puerta a la violencia". "No podemos ignorar la situación económica y política, como tampoco la necesidad de cambios significativos en las instituciones del Estado y sus organismos", agregó. A su juicio, "los problemas de Siria son numerosos y complicados, ya que no es posible separar las acciones militares de la vida de los ciudadanos. Las cosas no pueden regresar a como estaban antes, no hay retorno".

Para El Chara, en la actualidad "la iniciativa de Ginebra puede considerarse como una base sólida para la solución". "No exageramos cuando decimos que el fin de la crisis siria podría allanar el camino a una atmósfera internacional que aborde las cuestiones importantes por la vía política en vez de la confrontación militar", subrayó. El vicepresidente se refirió durante la entrevista a los acuerdos alcanzados por el Grupo de Acción para Siria (China, Rusia, EE UU, Francia, Reino Unido, Turquía, la Liga Árabe, la ONU y la Unión Europea) en su reunión del 30 de junio pasado en Ginebra, que estipulan la creación de un "órgano de transición gubernamental", con participación del Gobierno de Bachar el Asad y los grupos de la oposición para pacificar el país.

En una visita reciente a España, Haytham Manna, líder del Comité Nacional de Coordinación para el Cambio Democrático, organización de opositores al régimen tanto en el exilio como en el interior del país, abrió la puerta precisamente a que Faruk fuera la persona que gestionase un periodo transitorio tras la marcha de la familia El Asad. Esta sería una opción que podría contar con el respaldo, sobre todo, de China y Rusia.

En el terreno, el Ministerio de Exteriores italiano ha informado del secuestro de un ingeniero de nacionalidad italiana y dos compañeros de otra nacionalidad que trabajaban en una acería en la zona de Latakia, en el oeste de Siria. Los medios de comunicación aseguran que el secuestrado italiano es Mario Belluomo, un ingeniero especializado en electrónica originario de Catania (Sicilia) y que el próximo enero cumplirá 64 años. Belluomo, según algunas informaciones ha sido secuestrado junto a dos colegas de nacionalidad rusa.