Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

McAfee, hospitalizado en Guatemala tras ser detenido por entrada ilegal en el país

El empresario, que huyó de Belice al ser perseguido por un presunto homicidio, fue dado de alta a las cuatro horas de ingresar

Jonh McAfee, en una comisaría de Guatemala, el 5 de diciembre.
Jonh McAfee, en una comisaría de Guatemala, el 5 de diciembre. EFE

Los problemas de John McAfee solo acaban de comenzar. Tras casi un mes escapando de las autoridades de Belice, el excéntrico empresario estadounidense se dejó ver a comienzos de la semana en la vecina Guatemala buscando la amistad de su Gobierno. Le salió mal la jugada. Le arrestaron por entrar ilegalmente en el país y la intención es llevarlo de vuelta a la frontera. Justo antes tuvo que ser atendido por la asistencia médica y trasladado a un hospital en Ciudad de Guatemala tras sufrir una serie de convulsiones. Cuatro horas después fue dado de alta.

McAfee, de 67 años, fundó la popular compañía de antivirus informáticos que lleva su apellido, ahora controlada por Intel. Hace tres años hizo las maletas y decidió establecerse en Belice, donde montó su última empresa, QuorumEx. Quería dar con la cura perfecta, un antibiótico completamente natural desarrollado a partir de plantas de la jungla de este país centroamericano.

La empresa de McAfee en Belice investigaba para desarrollar un antibiótico completamente natural desarrollado a partir de plantas de la jungla de este país centroamericano

Decía que sería su legado para la humanidad y que su laboratorio ayudaría además a sacar a Belice de la pobreza. Pero McAfee era un hombre bajo sospecha. A comienzos de año, las fuerzas especiales de la policía asaltaron su complejo buscando drogas. Y el pasado 11 de noviembre, volvieron a buscarle a su domicilio tras aparecer muerto su vecino, otro expatriado estadounidense.

McAfee optó por escapar y esconderse en la jungla, cambiando continuamente de escondite y de aspecto, bajo el argumento de que en lugar de interrogarle lo que buscaba la policía era matarlo o forzarle a abandonar el país. Durante las últimas tres semanas, el empresario contactó con medios estadounidenses para contar su fuga. Así, además, firmaba un seguro de vida.

El martes se dejó ver por primera vez en público en la capital de Guatemala, donde acudió buscando refugio. Las autoridades de Belice nunca cursaron una orden de arresto internacional, aunque sabían que estaba buscando la vía de escapar del país. Lo que es una incógnita en este momento es lo que pasará con McAfee cuando la policía guatemalteca le escolte hacia la frontera. El juez ya había dado la autorización para que se trasladara al multimillonario a la frontera, pero justo cuando esperaba que se ejecutara la orden, un par de ambulancias se acercaron a las dependencias de las autoridades en la capital guatemalteca a raíz de que McAfee tuvo problemas de salud. Acudieron a la llamada de su abogado que dijo que el empresario sufría convulsiones y de ahí fue trasladado en ambulancia a un centro hospitalario.

Durante la fuga, el misterioso millonario estadounidense relató que Belice sigue siendo un “paraíso de piratas”, corrupto y donde se gobierna con el miedo. En Guatemala volvió a decir a la prensa que no es el lugar maravilloso, encantador y de aguas azules que todo el mundo ve. “Eso es solo una parte”. Pero a pesar de ello, y del acoso que denuncia, lo consideraba su casa.

McAfee, que relata sus experiencias en su blog, tiene ahora un verdadero problema de seguridad, una contradicción viniendo de la persona que montó su fortuna desarrollando sistemas para proteger los ordenadores personales. Niega cualquier implicación en el asesinato de su vecino y en días pasados llegó a ofrecer 25.000 dólares de recompensa al que ayude a capturar a los verdaderos criminales.

Las autoridades de Belice, así como sus vecinos y conocidos, señalan desde el momento que se dio a la fuga que es un paranoico. El propio McAfee, amante del yoga y apasionado por las armas, es el primero en admitir que se obsesiona con determinadas cosas. También son conocidas sus mentiras. El empresario perdió gran parte de su fortuna durante la crisis financiera.