Los rebeldes sirios asedian un aeropuerto militar clave en la provincia de Idlib

El aeropuerto de Taftanaz es empleado por el régimen para lanzar ataques en esa provincia

Vecinos de Taftanaz caminan entre los destrozos de un bombardeo del régimen.
Vecinos de Taftanaz caminan entre los destrozos de un bombardeo del régimen.AP

Los combates entre los rebeldes y el Ejército del régimen sirio se han recrudecido hoy en la base militar de Taftanaz, en la provincia norteña de Idlib, cerca de la frontera con Turquía, un día después de que los insurgentes tomaran el control de la cercana localidad de Saraqeb. El aeropuerto de Taftanaz es empleado por el régimen para lanzar ataques aéreos contra las localidades de Idlib y no cuenta con una defensa fuerte porque ha sido objeto de ofensivas rebeldes en varias ocasiones, según la oposición.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), grupo activista con sede en Londres, ha apuntado que se desencadenaron duros enfrentamientos en las inmediaciones del aeropuerto castrense tras un intento de los rebeldes de irrumpir en el mismo. Los insurgentes emplean lanzadoras de cohetes y proyectiles de mortero, mientras que la aviación del régimen bombardea la zona, donde varias viviendas han resultado destruidas, según el OSDH.

Tres tanques sirios entran en la zona desmilitarizada del Golán

EFE

Tres tanques sirios han penetrado hoy en la zona desmilitarizada de los Altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel, denunció hoy el Ejército israelí. "Israel ha denunciado el incidente ante Naciones Unidas", agregó una portavoz militar. Según la radio pública israelí, los blindados llegaron al pueblo de Bir Ayam, a unos kilómetros de un puesto militar israelí, en la franja desmilitarizada a raíz del acuerdo de alto el fuego entre ambos países.

Israel no ve la entrada con gravedad o como un intento de alterar el status quo, sino únicamente como una consecuencia indeseada de una persecución de soldados sirios a fuerzas rebeldes en el país vecino, señala la edición digital del diario Maariv. El Ejército ha aumentado su nivel de alerta en la zona del Golán.

Los pasados junio y septiembre, varios proyectiles de mortero, disparados aparentemente por el Ejército sirio, cayeron en zonas del norte de los Altos del Golán. Israel también presentó entonces una queja a la ONU. Y el mes pasado, el Ejército evacuó a un grupo de turistas del Monte Hermón, en la zona del Golán bajo control israelí, al detectar a decenas de personas vestidas de civiles, algunos de ellos armados, acercarse desde Siria.

Estos, aparentemente fuerzas rebeldes, se detuvieron a medio kilómetro de la divisoria. A raíz de los enfrentamientos internos en Siria, el Ejército israelí ha reforzado su valla en torno al Golán, territorio que ocupó en la Guerra de los Seis Días de 1967 y trata como parte integral de su territorio desde que se los anexionó en los años ochenta.

Taftanaz está situada a unos 20 kilómetros de Saraqeb, ciudad cuyo control proclamó ayer el rebelde Ejército Libre de Siria (ELS). Precisamente durante la ofensiva de los alzados en Saraqeb, un grupo de rebeldes difundió un vídeo en el que ejecutan de forma sumaria a al menos ocho soldados del régimen. La ONU está investigando su autenticidad.

La zona oriental de Idlib está concentrando en las últimas semanas los choques más violentos fuera de la provincia de Alepo. Al sur de Saraqeb se encuentra Maaret al Numan, localidad bombardeada por la aviación siria el pasado 18 de octubre con un balance de al menos 40 muertos. Las dos ciudades son de vital importancia en el frente abierto entre ambos bandos por el control de la carretera que conduce de Damasco a Alepo y a través de la que el régimen transporta a las tropas de reemplazo.

La Comisión General de la Revolución Siria agregó que decenas de personas sufrieron heridas por los bombardeos en la población de Maarat al Masriyín, situada en las proximidades.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por otro lado, el OSDH informó de que los cazabombarderos del régimen atacaron la pasada madrugada la sede de un batallón de la Defensa Aérea en la zona de Al Dauila, también en Idlib, después de que los insurgentes se apoderaran de ella. Según este grupo, los rebeldes se retiraron poco después de la base castrense, tras matar a ocho soldados y llevarse la munición. Esta información no ha sido confirmada por ningún otro grupo opositor, ni el régimen ha reconocido esas bajas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS