Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presencia mediática de Obama contrasta con el silencio de Romney

El presidente ha multiplicado sus apariciones en la televisión este último mes, mientras que Romney no pisa un plató desde septiembre

Barack Obama charla con Jay Leno en su programa.
Barack Obama charla con Jay Leno en su programa. AFP

Finalizado el  periplo de más de 8.000 kilómetros que le ha llevado a visitar ocho estados en 48 horas, la agenda del presidente de Estados Unidos prevista para el viernes aborda un maratón de entrevistas. A lo largo del día, Barack Obama se encontrará en la Casa Blanca, respectivamente, con 10 periodistas de distintos medios de comunicación y diferentes territorios. El frenesí del candidato demócrata contrasta con el silencio mediático de Mitt Romney, que no tiene previsto condecer ninguna entrevista antes de que se celebren las elecciones el próximo 6 de noviembre.

“Una de las ventajas de los debates es que ofrecen al candidato la posibilidad de hablar directamente con el pueblo americano sobre los asuntos que le preocupan”, comentó a la prensa este lunes, Kevin Madden, portavoz de la campaña del exgobernador de Massachusetts, en declaraciones recogidas por Politico .“En los próximos 14 días, Romney va a centrarse en hacer lo mismo con los votantes de los Estados clave, no tiene prevista ninguna entrevista”, aseguró.

El equipo del candidato republicano trata de preservar la buena imagen que ha conseguido apuntalar entre los votantes, de acuerdo con las últimas encuestas, y quiere evitar que cualquier desliz o equivocación a lo largo de una entrevista perjudique sus intereses, a menos de quince días para las elecciones. “Los programas de entretenimiento suelen suponer un peligro para los candidatos porque pueden parecer frívolos, las preguntas son más difíciles de predecir”, explicó a USA Today Jack Pitney, profesor de Comunicación Política de la Universidad Claremomnt McKenna.

El equipo del presidente, sin embargo, está apurando la recta final de la campaña para multiplicar su presencia en los medios y captar la atención de una audiencia, y potenciales votantes, mucho más amplia. Entre las entrevistas que el presidente realizará este viernes, siete son con medios de comunicación de Estados clave de cara a las elecciones -no se han desvelado cuáles-, dos con dos emisoras de radio, una afroamericana y otra de Filadelfia, y otra, en directo, para la MTV.

Obama corteja al voto joven en la MTV

En presidente de Estados Unidos se sometió el viernes a las preguntas de los votantes más jóvenes en el programa especial “pregunta a Obama” que emitió la cadena MTV en directo. La falta de empleo entre los recién licenciados, la cuantía de los préstamos universitarios, el cambio climático o el matrimonio homosexual fueron los asuntos que trató el mandatario.

A lo largo de la media hora que duró la entrevista, Barack Obama defendió su gestión económica y recordó que su Administración ha apoyado a través de una ley el apoyo a los emprendedores jóvenes y que no subvencionará a aquellas universidades que no rebajen el precio de sus tasas de acceso.

En la recta final de la campaña electoral, el presidente trató de mostrar las diferencias de criterio entre sus políticas y las que defiende el candidato republicano. Lo hizo en el asunto del cambio climático, el gran olvidado de la campaña, donde indicó que Mitt Romney no ha sido claro sobre su postura acerca del calentamiento global y, sobre todo, en el asunto de los derechos de la mujer. “La reforma sanitaria garantiza el acceso gratuito a los métodos anticonceptivos y la libertad de la mujer para decidir qué cobertura sanitaria le interesa. Romney ya ha advertido de que eliminará la ley”.

Obama tuvo tiempo para hablar de temas más distendidos como la importancia de la música para crear un sentido de compromiso político o cómo lo que más le preocupa de ser padre de dos jóvenes adolescentes. “Me intranquiliza Facebook, pero sobre todo lo que quiero es que mis hijas encuentren a hombres que las respeten”.

En EE UU hay 45 millones de votantes entre 18 y 29 años que, de acuerdo con un estudio que publicó la Universidad de Harvard este mes, aunque siguen prefiriendo a Obama frente a Mitt Romney, han visto decaer su entusiasmo hacia las políticas del presidente en estos últimos años.

El presidente ha cortejado el voto joven a lo largo de la campaña. Los dos primeros mítines con los que arrancó oficialmente la carrera hacia la Casa Blanca se celebraron en dos universidades y la mayoría de sus encuentros electorales han tenido como escenarios campus universitarios. La entrevista de hoy en la MTV es un esfuerzo más por garantizarse el apoyo de los votantes de menos de 30 años.

Este miércoles, Obama ofreció una entrevista a Jay Leno; la semana pasada, intervino en el programa de Jon Stewart; hace un mes visitó el plató de David Letterman y el de The View, donde acudió con su esposa; en abril, rapeó las noticias con Jimmy Fallon. Hay que remontarse a mediados de septiembre para asistir a la última aparición de Romney en televisión. El candidato republicano estuvo, también acompañado de su esposa, en un programa de variedades matinal, Live with Kelly and Michael, donde charló de manera distendida sobre personajes y series de televisión, sin hacer referencia apenas a la política.

A lo largo de la media hora del encuentro de este viernes con la MTV, su presentador, Sway Calloway, le trasladó a Obama algunas de las cuestiones que los espectadores le han formulado por Internet. La cadena le ofreció esa misma oportunidad a Romney, quien declinó la invitación.

No es la primera vez en lo que va de campaña, que el candidato republicano rechaza intervenir en programas de televisión. El exgobernador decidió en el último momento no intervenir junto a su mujer en el magazine matinal The View y también ha declinado asistir al late night de David Letterman, lo que ha sido objeto de comentarios sarcásticos por parte del presentador. “Existe la posibilidad de que pareciera más un bufón que un presidente”, adujo Romney para no acudir como invitado a Saturday Night Live.

La aparición de Obama en la televisión de Estados Unidos a lo largo de la campaña ha sido mucho mayor que la de su adversario lo que, según los analistas, le otorga más oportunidades para poder rebatir o expresar su opinión sobre los asuntos que protagonizan la actualidad. Es lo que hizo el presidente el miércoles en el programa de Leno, donde aprovechó para criticar las declaraciones sobre el embarazo tras una violación del candidato republicano al Senado Richard Mourdock.

La campaña del exgobernador ha censurado en ocasiones la presencia de Obama en los medios. Durante la cumbre de Naciones Unidas en Nueva York a finales de septiembre, critico que el presidente prefiriera acudir a un programa de televisión en lugar de reunirse con otros Jefes de Estado.

De momento, las declaraciones del presidente a la revista The Rolling Stone en la que se refería a su adversario como un mentiroso, empleando un término coloquial, han suscitado más controversia en la prensa que entre el equipo de candidato republicano. Preguntado sobre la frase, el portavoz de la Casa Blanca aseguró que Obama utilizó la palabra como apelativo de la “confianza que merecía Romney”. “No se distraigan por la palabra, céntrense en el fondo del asunto”. Un desliz que no ha tenido consecuencias pero que quiere evitar a toda costa la campara de Romney.

Más información