Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama y Romney se enfrentan por la gallina Caponata

Barrio Sésamo y la financiación a la televisión pública, en el centro de la campaña

Disfrazado de Caponata, un partidario de Obama se manifiesta contra Romney. En el cartel: "Incremento de los impuestos en las clases medias, gracias a Romney".
Disfrazado de Caponata, un partidario de Obama se manifiesta contra Romney. En el cartel: "Incremento de los impuestos en las clases medias, gracias a Romney". AP

No ha habido un protagonista tan circunstancial e inesperado en estas elecciones presidenciales de EE UU como la gallina Caponata. El candidato republicano Mitt Romney dijo en el primer debate presidencial, la semana pasada, que entra en sus planes privatizar la televisión pública norteamericana, PBS, que recibe un 0,012% del presupuesto del gobierno federal y que emite el programa Barrio Sésamo. Su adversario, Barack Obama, ha convertido esa afirmación en centro de las críticas de su campaña. Y Barrio Sésamo les ha pedido a los dos candidatos que dejen a Caponata en paz, ya que tanto ella como los demás muñecos de la serie son apolíticos.

En un nuevo anuncio electoral, Obama efectúa los ataques que el presidente dejó pasar en su cara a cara con Romney. Se trata de un vídeo de 31 segundos de duración que arranca con las imágenes de célebres defraudadores. “Bernie Madoff, Ken Lay, Dennis Kozlowski. Criminales. Ansias de avaricia. Y el genio del mal que los domina a todos. Un hombre tiene el valor de decir su nombre”, dice una voz en off. “Caponata”, repite entonces Romney, en varios actos de campaña. “Grande, amarillo, una amenaza para la economía. Mitt Romney sabe que no es Wall Street de quien se debe preocupar usted. Es Barrio Sésamo”, finaliza el anuncio.

Fue Romney quien le dio a Caponata el protagonismo que hoy en día tiene. En el debate de la semana pasada, dijo: “Voy a acabar con los subsidios a PBS. y otras cosas. Me encanta Caponata. Y de hecho me gustas tú también [en referencia al moderador del debate, el presentador de PBS Jim Lehrer]. Pero no voy a seguir gastando dinero que le pedimos prestado a China para pagar por él”. PBS se financia con fondos del Gobierno a través de sus filiales locales y con donaciones privadas de televidentes. Emite, sobre todo, programas informativos y de educación pública, además de series de ficción nacionales y extranjeras, como Downton Abbey.

Poco ha tardado la productora de Barrio Sésamo, Sesame Workshop, en emitir un comunicado en el que le pide a los políticos que no inmiscuyan a personajes educativos para niños en debates políticos. En su blog, la organización sin ánimo de lucro ha dicho: “Sesame Workshop es una organización sin filiación política y sin ánimo de lucro, y no apoya a unos candidatos u otros, ni participa en campañas políticas. No hemos dado el visto bueno a ningún anuncio de campaña, y, como es práctica habitual, hemos pedido que los que existen se retiren de emisión”. La campaña de Obama había anunciado que emitiría su anuncio en cadenas nacionales e informativas.

Un portavoz de Romney respondió inmediatamente al vídeo de Obama. “Hay 23 millones de norteamericanos que no encuentran trabajo. Los ingresos de las familias caen en picado. Hay un déficit federal que supera los 16 billones de dólares. Y me parece preocupante que el mensaje y el centro de atención del presidente, a 28 días de las elecciones, sea Caponata”, dijo Kevin Madden, según la cadena de televisión ABC News. Lo cierto es que, aunque Obama retire su anuncio, la cobertura que éste ha generado en las cadenas informativas e Internet ya han colocado a Caponata en una incómoda situación de protagonismo en la reñida campaña.

 

Más información