Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Europarlamento pide explicaciones por el veto de EE UU a pasajeros

La Eurocámara sugiere además que si no se presenta ninguna solución, podría repensar su visto bueno al acuerdo que permitía la cesión de datos

Banderas de Estados Unidos y de la Unión Europea.
Banderas de Estados Unidos y de la Unión Europea. EFE

La entrega a EE UU de datos de pasajeros procedentes de la Unión Europea que ni siquiera tuvieran pensado pisar suelo estadounidense supone “un importante asunto político que exige una acción inmediata y prioritaria de la UE”. Es el dictamen del Parlamento Europeo, que reclama la comparecencia de la comisaria de Interior, Cecilia Malmström, para que dé explicaciones. La Eurocámara sugiere además que si no se presenta ninguna solución, podría repensar su visto bueno al acuerdo que permitía la cesión de datos de pasajeros europeos que viajen con destino u origen a EE UU.

En una carta que Malmström recibirá hoy de forma oficial, Juan Fernando López Aguilar, presidente de la comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior de la Eurocámara, asegura que este asunto ocupará el centro de la agenda de la próxima reunión de la comisión parlamentaria que preside, que se celebrará el próximo 11 de octubre.

López Aguilar, que es también el líder de los socialistas españoles en Estrasburgo, reclama la presencia de la representante del Ejecutivo europeo para que explique “las importantes cuestiones” que se han conocido sobre la transferencia de información de pasajeros europeos que no están cubiertas por el acuerdo existente entre EE UU y la UE. Este texto, firmado en diciembre de 2011 y aprobado en Estrasburgo cuatro meses más tarde, posibilita la transferencia de datos tan sensibles como la religión, las creencias o la orientación sexual de los pasajeros que viajen de o hacia EE UU. Pero al poco tiempo de cerrar este acuerdo, Washington comenzó a pedir información de cualquier avión que sobrevolara su espacio aéreo, aun sin hacer escala en su territorio. Esta práctica no se ampara en ninguna normativa europea.

La carta que ahora ha redactado López Aguilar recuerda que el Parlamento Europeo aprobó el pasado mes de marzo el acuerdo con EE UU después de que la Comisión diera todo tipo de explicaciones. “Este visto bueno se basó en la confianza de que el acuerdo aportaría por fin una base legal clara, al tiempo que introducía limitaciones a la transferencia de información. La intención era dotar a las compañías aéreas de una base legal al tiempo que se respetaba totalmente los derechos de los pasajeros”, asegura el texto.

Pero el Parlamento Europeo está preocupado porque este marco legal se haya rebasado, y que varios países de la UE –no solo España, también Bélgica, Italia, Alemania, Francia, Irlanda, Holanda o Reino Unido- suministren información de los pasajeros que sobrevuelan suelo estadounidense en sus desplazamientos hacia países como Canadá, México, Cuba, Nicaragua o Belice. “Estas prácticas estarían fuera del ámbito y de los propósitos del acuerdo existente, y suscitarían dudas sobre su base legal, condiciones y salvaguardas”, sostiene el texto redactado por el eurodiputado y exministro español.