Un seísmo de 7,6 grados destruye puentes y carreteras en Filipinas

Las autoridades cancelaron una alerta de tsunami por la que recomendaban a los residentes evacuar de inmediato la costa este del país

Un seísmo de 7,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter ha sacudido este viernes Filipinas. Tras el terremoto, que ha derribado puentes y destruido carreteras, el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico emitió un aviso de tsunami para varios países del sureste de Asia, pero luego la alerta fue cancelada. Las autoridades habían recomendado a los residentes de la costa este del país que abandonen la zona inmediatamente.

El temblor fue localizado a 34 kilómetros de profundidad y a 16 kilómetros al sureste de la localidad de Guiuan, en la provincia de Samar, y a 175 kilómetros al noreste de la ciudad de Surigao, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. El Centro extendió la alerta a Taiwán, Japón, Guam, Papúa Nueva Guinea e Indonesia pero poco después la levantó para todos.

"¡Fuerte terremoto aquí en Taft, este de Samar! ¡Y ha durado mucho!", ha afirmado en un mensaje de texto un congresista de la provincia de Samar, que añadió que se habían destruido puentes y carreteras y que la población de la costa se estaba trasladando a zonas más elevadas.

Filipinas, un país insular del sureste asiático, se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados. Terremotos de magnitud superior a 5 grados en la escala abierta de Richter se registran de manera esporádica en varias zonas del país, como el sur de Mindanao, Batanes y la región oriental de Bicol.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS