Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Correa equipara el ‘caso Assange’ con el ‘caso Pinochet’

El mandatario denuncia "contradicciones" y "doble estándar" en la actitud de Londres, que en 2000 denegó la extradición del dictador chileno a España

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, el 17 de agosto de 2012.
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, el 17 de agosto de 2012. AFP

El presidente ecuatoriano Rafael Correa ha hablado hoy de “contradicción” y “doble estándar” a la hora de comparar la posición de Reino Unido en torno al caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange, y la actuación británica en 2000, cuando Londres denegó la extradición a España del dictador chileno Augusto Pinochet. Esto, en medio de la controversia que mantienen Ecuador y Reino Unido sobre el asilo otorgado por Quito a Julian Assange, y la “amenaza” de Reino Unido de ingresar en la Embajada ecuatoriana en Londres para arrestar al exhacker australiano.

 "Mientras a un criminal de esa calaña como Augusto Pinochet se negó su extradición a España por motivos humanitarios, a Julián Assange se dice que se tiene la obligación de extraditarlo", señaló el presidente ecuatoriano en una intervención ante medios internacionales en Quito.

Correa ha llevado adelante en los últimos días continuas intervenciones ante la prensa para reiterar su posición en torno al asilo concedido a Julian Assange. El mandatario ha señalado que está abierto al diálogo con Reino Unido, pero también ha dicho que espera que Londres se “retracte” de su “grosera amenaza”. Y este miércoles, el presidente ecuatoriano comparó la actuación británica en los casos Assange y Pinochet. “Con todo respeto a Gran Bretaña, sí creo que existe una clara contradicción y un claro doble estándar", manifestó el mandatario de Ecuador.

Justamente fue el actual abogado de Julian Assange, Baltasar Garzón, quien en 1998, en calidad de magistrado español, dictó el procesamiento del exdictador chileno y solicitó su extradición a España desde Londres por delitos de lesa humanidad.

Este miércoles, el presidente Correa además rechazó la posibilidad de que Estados Unidos altere las preferencias comerciales otorgadas a Ecuador como respuesta al otorgamiento de asilo a Assange. Para el mandatario ecuatoriano eso sería una contradicción, pues Estados Unidos ha señalado que el caso Assange es un asunto que incumbe a Reino Unido, Suecia y Ecuador. "Que hagan lo que les dé la gana, Ecuador no vende su soberanía", dijo Correa.

Ecuador despliega todos sus esfuerzos diplomáticos con el fin de lograr el respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA) en torno a la “amenaza” de Londres de ingresar a la sede diplomática ecuatoriana para arrestar al fundador de Wikileaks, Julian Assange. Los cancilleres del continente se reunirán este viernes en Washington, y de allí que el ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño, ha iniciado una gira previa por varios países centroamericanos. Mientras tanto, este miércoles el presidente Rafael Correa dijo esperar “un rechazo contundente” del organismo frente a la “amenaza” de Reino Unido.

Más información