Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez Esquivel tilda de “colonialista” la reacción británica en el ‘caso Assange’

El Premio Nobel de la Paz de 1980 afirma que el temor por la vida del fundador de Wikileaks es justificado

La policía británica monta guardia fuera de la embajada ecuatoriana este lunes.
La policía británica monta guardia fuera de la embajada ecuatoriana este lunes. AP

El Premio Nobel de la Paz de 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, ha criticado el "tinte colonialista" que ha tenido la reacción de Reino Unido a la decisión de Ecuador de conceder asilo diplomático al fundador de Wikileaks, Julian Assange, a quien Londres rechaza conceder un salvoconducto para que pueda viajar al país sudamericano. Reino Unido insiste en que su obligación legal es extraditarlo a Suecia, donde es requerido para responder por supuestos delitos sexuales cometidos en 2010.

"El temor por la vida de Assange es justificado, ya que en Estados Unidos se ha hablado de un eventual enjuiciamiento en virtud de la Ley de Espionaje, la cual tiene pena de muerte", ha afirmado Pérez Esquivel en un comunicado. El hacker australiano, que el domingo cumplió dos meses refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, es el responsable de la difusión de decenas de miles de cables diplomáticos y militares de Estados Unidos.

Para Pérez Esquivel resulta "muy alarmante" la reacción "de tinte colonialista" por parte de Londres de no aceptar la decisión de Ecuador respecto al asilo diplomático y de no conceder el salvoconducto para que Assange pueda viajar a Quito. Assange es "perseguido políticamente por haber difundido información muy grave que puso en evidencia las acciones criminales de Estados Unidos en la Guerra de Afganistán y de Irak", así como "las nada novedosas acciones de intromisión a través de sus embajadas en asuntos internos de otros países", denuncia el Premio Nobel.

Pérez Esquivel ha asegurado que desde Argentina siguen "con preocupación" todo lo concerniente al caso de Assange, especialmente por lo que Ecuador consideró una amenaza del Reino Unido de ingresar en la legación diplomática si Assange permanece refugiado. El miércoles pasado Londres envió un comunicado en el que recordaba a Quito una ley nacional británica que da al Gobierno la potestad de retirar la protección diplomática de las embajadas.

"Estas acciones completamente fuera del Derecho Internacional son inadmisibles", ha recordado el Premio Nobel de la Paz, al exhortar a las partes a buscar una solución dialogada a la crisis.

El portavoz del primer ministro británico, David Cameron, afirmó este lunes en un comunicado que Londres continuará las conversaciones con el Gobierno de Ecuador y otros países para dar con "una solución diplomática" al caso del fundador de WikiLeaks.