Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama ofrece un pacto a Romney sobre las declaraciones de impuestos

Las cantidades declaradas por Romney protagonizan muchos de los anuncios de campaña de Obama

El presidente Obama, interviene durante un acto electoral en el anfiteatro Energy de Dubuque, Iowa.
El presidente Obama, interviene durante un acto electoral en el anfiteatro Energy de Dubuque, Iowa. EFE

La campaña del presidente Barack Obama ofreció este jueves a su contrincante, el republicano Mitt Romney, que revele sus declaraciones de impuestos de tres años más -ya ha publicado la de 2010 y una estimación de 2011- a cambio de dejar de atacar su historial económico durante la campaña. La organización de Romney, de momento, no dice en su respuesta, revelada por el diario Los Angeles Times, si aceptará el pacto.

La oferta de pacto por parte de Obama llegó el mismo día que Romney afirmó que ha pagado “al menos” un 13% de impuestos sobre sus ingresos anuales, respondiendo a la presión ejercida por los demócratas, quienes afirman que el aspirante a la Casa Blanca apenas declaró impuestos en la última década. La campaña del presidente ha aprovechado hasta ahora la falta de información ofrecida por el republicano para atacar sus cuentas en el extranjero y sus ingresos millonarios gracias a su paso por la empresa de inversión de riesgo Bain Capital.

El director de la campaña de Obama, Jim Messina, envió una carta a su homólogo en la organización de Mitt Romney, Matt Rhoades, para pedirle que el candidato republicano adelante más documentos sobre sus retribuciones. Messina ofrecía una concesión “que debería anular su preocupación sobre posibles exigencias posteriores”, según afirma la carta publicada por la campaña.

“Por lo que parece, el gobernador Romney tiene miedo de que cuanto más ofrezca él, más exigiremos nosotros”, sugiere Messina en la carta. “Estoy preparado para garantizarle precisamente eso: si el gobernador pública los impuestos que ha pagado durante al menos los últimos cinco años, me comprometo a que a cambio no le criticaremos por no presentar más datos -ni en anuncios ni en comparecencias públicas ni comentarios durante el resto de la campaña”.

La campaña de reelección del presidente afirma que su petición es “razonable” porque otros candidatos han revelado más datos sobre los impuestos pagados durante varios años, y hace referencia al hecho de que el padre de Romney, quien fuera gobernador de Michigan, reveló sus declaraciones de la renta durante 12 años. Messina afirma que si el republicano hace públicas sus contribuciones de tres años más, “ayudará a responder dudas tan importantes como las que ha despertado la única declaración revelada hasta ahora, como las cantidades pagadas, las cuentas que mantiene en el extranjero, sus inversiones en diferentes países y otros paraísos fiscales empleados”.

En este sentido, la misiva enviada por Messina es más un nuevo ataque que una propuesta de plan de paz. Pero no parece que la campaña de Romney vaya a hacer concesiones. En su texto de respuesta, que arranca con un “Oye Jim, gracias por la carta”, Rhoades asegura que “está claro que el presidente Obama no quiere otra cosa que no sea hablar de los impuestos de Romney, en vez de los problemas que realmente preocupan a los votantes”.

“Si los impuestos pagados por Romney son de verdad el mensaje central de vuestra campaña, ya habrá suficiente tiempo para hablar de ello durante los próximos 81 días”, insiste Rhoades. Según el director, Romney se dedicará a partir de ahora a definir su programa para reforzar la clase media y mejorar la oferta de empleo.

El candidato republicano, por su parte, defendió también este jueves que la “fascinación” en torno a la cantidad de impuestos que paga le parece algo muy pequeño en comparación con los retos a los que se enfrenta el país: “23 millones de personas sin trabajo, Irán está a punto de obtener una bomba nuclear o que uno de cada seis americanos viva en la pobreza”.

Más información