Mitt Romney critica a Obama por los recortes de presupuesto en defensa

El aspirante republicano califica de "lamentable" el trato recibido por Israel

El candidato republicano Mitt Romney, durante su intervención este martes ante la Convención de Veteranos de las Guerras en el Extranjero.
El candidato republicano Mitt Romney, durante su intervención este martes ante la Convención de Veteranos de las Guerras en el Extranjero.JUSTIN SULLIVAN (AFP)

El candidato del Partido Republicano, Mitt Romney, ofreció un discurso este martes ante la Convención de Veteranos de las Guerras en el Extranjero, celebrada en Reno (Nevada). El rival de Obama en las próximas elecciones aprovechó la ocasión para presentar la que será su política exterior en caso de llegar a la Casa Blanca.

"Desde Berlín hasta El Cairo o las Naciones Unidas, el presidente ha presentado su visión de Estados Unidos y su lugar entre el resto de naciones”, afirmó Romney. “Hoy vengo aquí a compartir mi perspectiva”. El aspirante republicano acusó a Obama de poner en peligro las vidas de los soldados norteamericanos, complicidad con la proliferación de armas nucleares en Irán y de tratar de manera “lamentable” a un aliado como Israel. En el ámbito doméstico, Romney criticó las filtraciones de información relacionada con asuntos de seguridad y que califica de "despreciables" porque traicionan los intereses nacionales. Y añadió: "¿Qué tipo de Gobierno publicaría esa información solo para obtener rédito político? El mío no lo hará".

El exgobernador de Massachusetts alegó que la política exterior del presidente ha contribuido a debilitar su poder en el exterior y que nunca se avergonzaría del poder de Estados Unidos. “No lo veo como un lugar estratégico más en el mapa, un poder más que equilibrar”, afirmó. “Creo que nuestro país es la mayor fuerza de bondad que el mundo haya conocido jamás y que nuestra influencia es más necesaria ahora que nunca”.

Las palabras de Romney, pronunciadas apenas 24 horas después de que el presidente compareciera ante el mismo foro tras un fin de semana marcado por el tiroteo en Denver, Colorado, contrastaron directamente con la política internacional adoptada por el presidente Obama. Mientras que el presidente ha apostado por forjar más alianzas con otras naciones, dejando atrás decisiones unilaterales e implicando a los líderes de otros países, el aspirante republicano, sin embargo, defiende que el siglo XXI debe ser “el siglo americano”.

“Este presidente ha disminuido el liderazgo de EE UU y estamos sufriendo las consecuencias”, dijo Romney. “El mundo es peligroso, destructivo, caótico. Y las dos personas que compiten para ser vuestro próximo comandante en jefe deben ofrecer respuestas a los desafíos a los que nos enfrentamos”.

Si ustedes no quieren que EE UU sea la nación más fuerte de este planeta, yo no soy su presidente". Mitt Romney, candidato republicano
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La lenta recuperación económica —el mayor obstáculo para la reelección del presidente— es, para Romney, otro signo de debilidad de EE UU en el extranjero. El exgobernador, que alegó que "un mundo justo y en paz depende de una América fuerte y segura", criticó los recortes impuestos por Obama en el Departamento de Defensa y que han llevado a reducir su presupuesto de manera importante. “Es devastador. Yo no permitiré que vuelva a ocurrir”.

En el ámbito de la diplomacia, Israel protagonizó uno de los ataques más concretos de Romney a la política de Obama. “Al presidente le encanta dar lecciones a nuestros amigos israelíes", declaró el candidato, que intervino ante los veteranos en la víspera de un viaje que le llevará a Israel, Reino Unido y Polonia en los próximos días. “Ante las Naciones Unidas, [Obama] habló como si nuestro aliado en Oriente Próximo fuera parte del problema. El pueblo israelí merece mucho más que lo que ha recibido del líder del mundo libre”, criticó Romney, que calificó como “lamentable” el trato recibido por Israel.

El aspirante por el Partido Republicano también criticó la retirada de las tropas de Irak y Afganistán, en lo que considera una decisión tomada “por intereses políticos” y sin escuchar las recomendaciones de las autoridades militares. "EE UU no puede ser neutral en las consecuencias del conflicto sobre Oriente Medio", afirmó. En su discurso del día anterior, Obama defendió la retirada como uno de los triunfos de su mandato, recordando que durante la campaña de 2008 prometió que terminaría “con honor” el trabajo iniciado en las dos guerras. “Y he cumplido”, agregó.

A pesar de que el presidente hizo mención a la guerra contra Al Qaeda, la muerte de Bin Laden en mayo de 2011, los esfuerzos diplomáticos para impedir que naciones como Irán logren hacerse con armas nucleares, así como la implicación de otras naciones en situaciones como la caída de Gadafi en Libia, Romney dejó fuera de su discurso los grandes conflictos internacionales, como el de Siria, o la relación con China y Rusia. El candidato sí se refirió a la situación en Egipto para ofrecer su colaboración con el nuevo gobierno, aunque alertó: “no seré cómplice de la opresión ni la inestabilidad”.

Romney agradeció a las tropas el servicio prestado en las guerras de Irak y Afganistán y cerró su discurso prometiendo que tomará todas las medidas necesarias para proteger a la nación y devolverle lo que considera como un prestigio perdido. “Es muy sencillo. Si ustedes no quieren que EE UU sea la nación más fuerte de este planeta, yo no soy su presidente. Ustedes ya tienen ese presidente”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS