Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MATANZA EN EEUU

Obama visita a las víctimas de la matanza del cine de Colorado

El presidente altera sus planes de campaña para acudir al lugar de la masacre

Al sospechoso se le denegó en junio el acceso a un club de tiro

El presidente norteamericano, Barack Obama, visitó ayer la localidad de Aurora, en Colorado, para encontrarse con los heridos y los familiares de las 12 personas que murieron en la matanza de un cine en el que se proyectaba El caballero oscuro: la leyenda renace, el pasado viernes de madrugada. En las últimas horas han aflorado nuevos detalles de la vida y la personalidad de James Holmes, de 24 años, detenido en el lugar del crimen, y que no está cooperando con la policía. Un club de tiro, por ejemplo, le rechazó el acceso recientemente por considerar que su solicitud y su conducta eran extrañas.

Tras su encuentro con los heridos en el Centro Médico de la Universidad de Colorado, Obama se dirigió a la prensa para explicar cómo había compartido con ellos "abrazos y algunas lágrimas" y cómo les había transmitido, en condición de presidente de EE UU, el apoyo de toda la nación. "Estoy aquí más como padre y marido que como jefe del Estado", dijo. "Hoy se habla mucho del supuesto asesino, pero estad seguros de que mañana solo se recordará a las buenas personas que eran las víctimas", señaló a los ciudadanos de Aurora, congregados para celebrar una vigilia en honor a las víctimas de la matanza.

El presidente recordó la historia de dos de las víctimas en el tiroteo, Allie Young, de 19 años, a quien una bala le impactó en el cuello, y su amiga Stephanie Davis, de 21, que puso sus dedos en la herida para parar la hemorragia, mientras con su mano libre llamaba a la policía con el móvil. "Jóvenes como ellas representan lo mejor de este país", dijo.

Obama tenía previsto viajar este domingo a la costa oeste de Estados Unidos para participar en diversos actos electorales, pero decidió alterar sus planes y desviar el avión presidencial a Colorado, para reunirse con las víctimas y los familiares de los fallecidos. “Estos eventos trágicos han alterado el tono y el trasfondo de la campaña”, dijo a bordo de avión Air Force One una portavoz de Obama, Jen Psaki. Para acudir a Aurora, el presidente canceló un mitin en Portland, previsto para el martes.

El presidente ha decidido, además, no emitir sus anuncios electorales en las próximas 48 horas. Preguntado por si Obama tenía intención de hablar sobre la tenencia de armas en relación con la masacre del viernes, otro portavoz, Jay Carney, dijo que Obama está a favor de “no permitir que las armas caigan en las manos de aquellos que no deberían tenerlas”. En Aurora, el presidente también se ha reunido con el gobernador de Colorado, John Hickenlooper, y con el jefe de policía que coordinó la detención de Holmes y el registro de su casa, Dan Oates.

El sábado, con la ayuda del FBI, la policía de Aurora logró desactivar los más 80 artefactos explosivos con los que Holmes había plagado su apartamento, preparados para estallar si alguien abría la puerta de entrada. El 25 de junio, el sospechoso solicitó matricularse en el club de tiro Lead Valley Range de la localidad de Byers, en Colorado. Según AP, al dueño, Glenn Rotkovich, la solicitud y el mensaje del contestador de Holmes le parecieron “sospechosos” y “extraños”, por lo que decidió denegarle el acceso. Holmes comparecerá ante el juez este lunes.