Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos cinco turistas israelíes muertos en un ataque contra un bus en Bulgaria

Los servicios de seguridad israelíes aseguran que no tenían información de amenazas en esa zona

Al menos cinco israelíes y un ciudadano búlgaro han muerto y una treintena más han resultado heridos en un ataque contra un autobús cargado de turistas en Bulgaria, según ha confirmado el jueves por la mañana el ministro de Exteriores, Nikolai Mladenov. De los pasajeros, la mayoría han sido dados de alta y vuelan rumbo a Israel este jueves, salvo dos que permanecen ingresados.

El ministro de Interior, Tsevetan Tsvetanov, ha informado esta mañana que el ataque suicida fue llevado a cabo por un hombre que llevaba un carné de conducir falso, supuestamente expedido en el estado de Michigan (EE UU).

La policía búlgara indicó el miércoles por la tarde que la explosión se produjo en las afueras del aeropuerto de la ciudad de Burgas, una ciudad en la costa del mar Negro a unos 400 kilómetros al este de la capital, Sofía. Un testigo contó que el autobús explotó cuando transportaba pasajeros entre dos terminales. El aeropuerto de Sarafovo ha quedado cerrado al público. Entre las víctimas se encuentra el conductor del autobús, según recoge el diario israelí The Jerusalem Post.

Fuentes de los servicios de seguridad israelíes aseguran que no poseían información de que hubiera ningún tipo de amenaza terrorista en esa zona, según publica el diario israelí Yedioth Ahronoth.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, emitió inmediatamente un comunicado en el que acusó a Irán: "Todos los indicios apuntan a Irán. Solo en los últimos meses hemos visto intentos de atentado contra israelíes en Tailandia, India, Georgia, Kenia, Chipre y otros lugares". "Exactamente 18 años después de la explosión en el centro de la comunidad judía en Argentina, el terrorismo asesino iraní sigue golpeando a inocentes. Esto es un atentado del terrorismo iraní, que se está extendiendo por todo el mundo. Israel reaccionará con contundencia contra el terrorismo iraní".

El ministro del Interior búlgaro, Tsvetan Tsvetanov, ha asegurado, en la emisora pública BNR, citada por Reuters, que ha sido un ataque deliberado. La policía investiga dos hipótesis: que el explosivo fue colocado en el autocar antes de que llagaran los turistas o que los explosivos iban en el equipaje de los israelíes. 

"No sé cuál es la causa, pero ha sido una explosión muy fuerte y creo que fue por algo que fue colocado a propósito en el autobús, que transportaba a 47 turistas israelíes", ha declarado el alcalde de Burgas, Dimitar Nikolov, al canal de televisión BTV, según Reuters. El regidor explicó que 171 israelíes habían llegado en un avión desde Tel Aviv para pasar sus vacaciones. Bulgaria es un destino habitual de vacaciones para los israelíes.

Shosh Eyler, superviviente del ataque, contó a la edición digital del diario Yedioth que la explosión sucedió minutos después de que los grupos subieran al vehículo: “El autobús de al lado nuestro explotó. Había humo por todas partes y la gente corría histérica. Salimos del autobús y los agentes nos metieron inmediatamente en la terminal”.

Aviva Malka, que también presenció el atentado dijo a la radio israelí desde el aeropuerto, que probablemente se trató de un ataque suicida. “Pensamos que ha sido un atentado suicida”, dijo Malka. “Nos sentamos [en el autocar] y en cuestión de segundos escuchamos una gran explosión y salimos corriendo. Conseguimos escapar a través de un agujero en el autobús. Vimos cuerpos y mucha gente herida”, dijo.

El ministerio de Exteriores israelí ha enviado un equipo oficial al lugar del atentado para evaluar lo sucedido, mientras que responsables de distintas agencias de seguridad del país se reunieron de urgencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >