Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex primer ministro israelí Olmert, culpable de abuso de confianza

Un tribunal de Jerusalén condena al político en uno de los tres casos por los que estaba sometido a juicio

Ehud Olmert abandona el juzgado esta mañana en Jerusalem.
Ehud Olmert abandona el juzgado esta mañana en Jerusalem. AFP

El tribunal de Jerusalén ha condenado al ex primer ministro israelí, Ehud Olmert, culpable por abuso de confianza, en un caso de corrupción sin precedentes en la historia de Israel. La justicia ha exculpado a Olmert sin embargo de otras dos acusaciones que incluyen soborno y fraude y que provocaron la dimisión del político del centrista Kadima en 2008. La prensa israelí describía esta mañana el veredicto como “un terremoto judicial”.

El veredicto supone un triunfo para el político israelí y un golpe para la fiscalía después de años de acusaciones de fraude, corrupción, falsificación de documentos y enriquecimiento ilícito. Olmert se enfrenta ahora a una condena mucho menor de la que hubiera sufrido de haber sido considerado culpable del resto de cargos de los que se le acusaba.

En total, el tribunal se ha pronunciado sobre tres casos independientes de fraude y corrupción que datan de la época en al que Olmert fue alcalde de Jerusalén (1993-2003) y ministro de comercio e Industria (2003-2006).

Tras conocerse el veredicto, Olmert compareció satisfecho ante la prensa. “Hace cuatro años, todos los medios israelíes estaban llenos de artículos en los que se hablaba de sobres llenos de dinero. No había sobres con dinero. Ninguno”, dijo a los periodistas.

Olmert, de 66 años, ha sido juzgado culpable de abuso de confianza por haber concedido favores a la empresa de Uri Messer, su antiguo socio en un despacho de abogados, a través de un organismo oficial. Esos favores los concedió Olmert en la época en la que ejerció de ministro de Industria. Es el caso conocido como 'Centro de Inversiones'.

El caso que precipitó la dimisión del primer ministro en 2008 y del que ahora la justicia le exonera es el conocido como caso 'Talansky'. Fue hace cuatro años, cuando el empresario estadounidense Morris Talansky habló. Le dijo a la policía que había entregado cientos de miles de dólares a Olmert durante años. Había financiado su carrera política, le había entregado sobres llenos de dinero y en general había pagado todo tipo de viajes y excesos al líder israelí.

La justicia ha exculpado a Olmert en este caso, así como en el conocido como 'Rishon Tours', que hace referencia al nombre de una agencia de viajes. A Olmert se le acusaba de haberse embolsado casi 100.000 dólares gracias a facturar varias veces los mismos viajes a Estados Unidos. El tribunal de Jerusalén ha considerado que Olmert no es culpable de haber cobrado dos veces a varias fundaciones durante por sus viajes al extranjero. “Hemos llegado a la conclusión de que la evidencia no muestra más allá de la duda razonable que los implicados actuaron de forma intencionada con el objetivo de generar beneficios para el acusado”, ha leído el presidente del tribunal.

Los medios israelíes han seguido al minuto el resultado de una batalla judicial que dura años y que ha contado con el testimonio de 280 testigos. Olmert se ha declarado inocente en todo momento.