Dos ataques suicidas causan al menos 20 muertos en Kandahar

Los atentados perpetrados en la ciudad afgana afectan a civiles que trabajan como transportistas para la OTAN Al menos otras 50 personas resultan heridas

Lugar del atentado
Lugar del atentadoEl País

Al menos 20 civiles afganos han muerto y otros 50 han resultado heridos este miércoles como consecuencia de dos ataques suicidas perpetrados cerca del aeropuerto de la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán, según informaron fuentes oficiales afganas. La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), liderada por la OTAN, dispone de una base en el aeropuerto de Kandahar. Cuatro gobernadores provinciales del sur de Afganistán estaban reunidos allí cuando fue perpetrado el ataque. Los talibanes reivindicaron el atentado.

Según fuentes militares afganas, un hombre que se desplazaba con una moto hizo estallar la carga explosiva que llevaba consigo en un aparcamiento en el que se hallaban estacionados muchos camiones encargados del avituallamiento de la base de la OTAN. Transportistas y otros civiles estaban esperando el visto bueno para acceder a la base.

Algunos minutos después de la primera explosión, un segundo atacante suicida se lanzó entre la gente congregada en el lugar de la matanza e hizo estallar su material explosivo.

Más información
El número de víctimas civiles en Afganistán se reduce en un 21%
Obama: "Tenemos una hoja de ruta para un final responsable de la guerra"
Sin hoja ni ruta. Por L. BASSETS
Condolencias en efectivo: de 210 a 50.000 dólares por civil muerto en guerra

Todas las víctimas mortales y los heridos son civiles, según fuentes militares afganas.

Los atentados suicidas y la detonación de artefactos explosivos en las carreteras son los métodos más utilizados por los insurgentes talibanes para hostigar a las fuerzas de seguridad afganas e internacionales en Afganistán, en operaciones en las que también mueren civiles.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La insurgencia tiene presencia en todo el territorio afgano pero los sucesos violentos son más habituales en el cinturón suroriental fronterizo con Pakistán.

La provincia de Kandahar, y en especial su capital, está considerada el bastión espiritual del movimiento integrista talibán, que vio la luz a mediados de 1990 en esa región meridional, donde cuenta con buen número de simpatizantes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS