Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy y Hollande protagonizan un debate largo y vibrante

Sarkozy usa España para atacar a Hollande: "Zapatero es el único presidente que le ha recibido"

El líder conservador saca el escándalo de DSK y llama a su adversario "pequeño calumniador"

El aspirante socialista insiste en renegociar los pactos europeos e incluir los eurobonos

El presidente candidato: "Es una elección histórica, Francia no tiene derecho a cometer errores"

Sarkozy propone reducir a la mitad el flujo migratorio e insiste en revisar Schengen

Hollande le acusa de "islamofobia" y separa la laicidad del derecho a voto de los inmigrantes

Captura de imagen de la televisión francesa que muestra a Hollande y Sarkozy al inicio del debate. Ampliar foto
Captura de imagen de la televisión francesa que muestra a Hollande y Sarkozy al inicio del debate. AFP

Nicolas Sarkozy y François Hollande han debatido sus propuestas para el futuro de Francia en un esperado cara a cara que finalmente se ha alargado casi tres horas. El debate, que se presentaba como la última oportunidad del candidato presidente para dar la vuelta a los sondeos, ha permitido a los franceses confrontar las opiniones de los dos aspirantes sobre la situación económica, social e institucional. La apuesta del candidato socialista por integrar el compromiso con el crecimiento dentro del pacto europeo, el enfrentamiento por las políticas migratorias o la mención del líder conservador a los escándalos sexuales de Dominique Strauss-Kahn han marcado los puntos calientes del debate: Hollande a acusado a Sarkozy de "islamofobia". Este le ha respondido minutos después llamándole "pequeño calumniador". Así te lo hemos contado: