Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos israelíes se preparan para celebrar elecciones anticipadas

Los analistas ven en la decisión una maniobra de Netanyahu para revalidar su mayoría antes de que se afiancen dos partidos opositores

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. AFP

La mayoría de los partidos políticos han llegado a un acuerdo para convocar elecciones anticipadas en Israel, según informan los medios locales. Las elecciones se celebrarían a principios de septiembre, según han indicado fuentes próximas al primer ministro Benjamín Netanyahu a varios diarios israelíes. Detallan además que Netanyahu tiene previsto anunciar oficialmente la convocatoria a partir del próximo domingo, una vez finalice la semana de duelo tras la muerte de su padre.

Hace días que se especulaba sobre un posible adelanto electoral. En condiciones normales, los israelíes deberían acudir a las urnas en octubre del año que viene. Los analistas explican, sin embargo, que a Netanyahu le interesa revalidar su mayoría cuanto antes, para no dar tiempo a afianzarse a dos importantes partidos opositores –el nuevo del periodista Yair Lapid y Kadima, en proceso de transformación-. El ministro de Exteriores, el ultraderechista Avigdor Lieberman, ha amenazado además con romper la coalición de Gobierno con la presentación de una polémica ley sobre el reclutamiento de ultraortodoxos.

Buena parte de los partidos israelíes, según explicaba el Jerusalem Post habrían acordado presentar el lunes una propuesta legislativa para disolver la Knesset, el Parlamento israelí, con vistas al adelanto electoral. Reuven Rivlin, portavoz de la Knesset, ha indicado también que las leyes se votarán a partir del lunes y que contarán probablemente con el apoyo gubernamental. La fecha que se baraja es la del 4 de septiembre, aunque hay fuentes parlamentarias que hablan de finales de agosto.

Los últimos sondeos, publicados esta misma semana, otorgan una amplia mayoría al derechista Likud, el partido del primer ministro. Netanyahu dirige desde principios de 2009 una coalición de Gobierno con partidos de la derecha nacionalista y religiosos, que contra todo pronóstico se mantenido más allá de los dos años de media que duran los Ejecutivos israelíes.