Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desactivadas las alertas de tsunami en el Índico tras un seísmo de 8,6 en Indonesia

La fuerza del terremoto en la misma zona del desastre de 2004 causó pánico en la población

El aumento en el tamaño de las olas fue solo de centímetros

Desactivadas las alertas de tsunami en el Índico tras un seísmo de 8,6 en Indonesia

Un terremoto de magnitud 8,6 ha sacudido hoy Indonesia causando pánico. El epicentro fue localizado a unos 500 kilómetros al suroeste de la costa de la ciudad de Banda Aceh, y a unos 33 kilómetros de profundidad. El temblor fue percibido también en Tailandia, Singapur y la India. Una réplica alcanzó la magnitud 8,3, a 16 kilómetros de profundidad. Las alertas de tsunami en el océano Índico que habían sido emitidas tras los temblores han sido anuladas tras comprobarse que no hubo un aumento significativo en el nivel del mar.

La Agencia de Geofísica indonesia ha detectado olas de unos 80 centímetros y no ha recibido de momento información de posibles daños por el terremoto. Tras la primera alerta, el Centro de Alerta de Tsunami para el Pacífico ha reducido el grado de alarma, al indicar que los datos recopilados excluyen o disminuyen los riesgos para las zonas costera. 

El seísmo ha afectado prácticamente a la misma zona devastada en 2004 por un tsunami que causó unos 230.000 muertos en 13 países.

ATLAS

La Agencia de Mitigación de Desastres de Indonesia ha enviado un equipo de rescate a Aceh, donde el terremoto y la alerta de tsunami han dejado a la zona sin electricidad y ha obligado a los residentes a refugiarse en zonas altas. "El terremoto fue muy fuerte. No hay electricidad, hay atascos de coches para llegar a zonas altas. Se oyen sirenas y oraciones por todos lados", ha dicho un portavoz de la Agencia de Mitigación de Desastres.

Pocos minutos después, el presidente indonesio, Susilo Bambamg Yudhoyono, ha apuntado que "la situación en Aceh está bajo control". "Hay un poco de pánico", ha añadido, pero la gente está alcanzando tierras elevadas... No hay amenaza de tsunami aunque estamos en alerta".

"La situación es más tranquila que en 2004, ya que el epicentro se situó a más de 400 kilómetros. No hay gran destrucción por el terremoto. La gente se está refugiando en lugares altos, coge el coche, para alejarse pero no hay pánico. La población aguarda la llegada de la ola", según informó una reportera de la cadena de Metro TV desde Banda Aceh.