La justicia militar fijará la sentencia contra el soldado Bradley Manning

La acusación solicitará una pena máxima de cadena perpetua

El soldado es custodiado fuera de la corte el 22 de diciembre de 2011.
El soldado es custodiado fuera de la corte el 22 de diciembre de 2011.MICHAEL REYNOLDS (EFE)

El Ejército de Estados Unidos ha determinado este viernes que el analista militar estadounidense Bradley Manning, acusado de filtrar documentos oficiales clasificados a la web de filtraciones Wikileaks, ha de ser juzgado por un tribunal militar. "Un juez militar será elegido por la justicia militar estadounidense y ese juez fijará una fecha para la lectura del acta de acusación, el inicio de las vistas y el juicio", ha señalado el Ejército a través de un comunicado.

Manning, de 24 años de edad, está acusado de descargar más de 700.000 archivos confidenciales o clasificados de una red militar mientras servía en Irak. Estos documentos serían la base utilizada por Wikileaks para filtrar a la opinión pública información secreta de Estados Unidos.

La acusación ha intentado vincular al analista militar con el fundador de Wikileaks, Julian Assange, presentado una serie de conversaciones en las que podrían estar discutiendo el envío de documentos oficiales, mientras que la defensa ha indicado que Manning es una persona con problemas emocionales y que presentaba unos problemas de comportamiento que debían haber llevado a sus superiores a retirarle el acceso a información clasifiada.

Pese a que la "colaboración con el enemigo" puede ser castigada con la pena de muerte, la acusación ha afirmado que solicitará una pena máxima de cadena perpetua para Manning. La pena mínima a la que se enfrenta es la de ser degradado sin honores al menor rango, perder todas las pagas por su estancia en el Ejército.

Por su parte, la Red de Apoyo a Bradley Manning ha criticado duramente la decisión. "Esta Administración debe a todos los estadounidenses una explicación honesta por su brutal ataque contra Manning", ha dicho uno de los líderes del grupo, Jeff Paterson.

"El presidente, Barack Obama, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, han de declarar bajo juramento la verdad sobre Bradley Manning", ha apostilado Paterson.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS