Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La represión de El Asad, ante los ojos de los observadores

Dos vídeos muestran el caso de un niño de 5 años, supuestamente asesinado en Homs por las fuerzas de seguridad del régimen durante la visita de la delegación de la Liga Árabe

La represión del régimen de Bachar el Asad no se detiene ni siquiera ante los observadores de la Liga Árabe, que llegaron el lunes a Siria para comprobar personalmente la situación en el terreno. Tras un día en Damasco, una decena de miembros de la delegación panárabe llegó el martes a Homs, ciudad que en las últimas semanas ha sido martirizada por las fuerzas de seguridad del régimen. Los observadores continuaron el el miércoles su labor en esta ciudad, corazón de la revuelta en el centro de Siria, donde han confirmado que existen casos de violaciones de derechos humanos, aunque no han podido determinar quiénes los han cometido.

En un vídeo subido a Youtube por Revolución Siria TV, partidaria de la oposición contra El Asad, se muestra como la dura represión del régimen no para ni ante los niños. No es posible comprobar la autenticidad de estos testimonios, al no haber en Siria periodistas independientes, que no están permitidos por el régimen.

En las imágenes se ve el caso de un niño de 5 años, Ahmed Muhamad Al-Raee, que según esos testimonios ha sido asesinado cuando cruzaba la calle, durante la visita a la ciudad de los observadores de la Liga Árabe. Los residentes del barrio de Baba Amro, donde murió el niño, muestran a los observadores el puesto de control de donde presuntamente salieron los tiros. “Son los shabiha (las bandas armadas partidarias de El Asad) no del Ejército”, afirman los residentes que piden a los delegados extranjeros que le pidan los DNI a los que están el puesto de seguridad de donde se dispararon los tiros. El observador les dice que eso “no sirve para nada” pero los vecinos del barrio remarcan: “Pedirles los DNI para ver que son de los shabiha, fijaos que sus DNI son nuevos y no está la foto puesta”.

En otro vídeo se ven los observadores que llegan a un almacén, usado como morgue donde se encuentra el cadáver del niño fallecido esta mañana. Un opositor le dice a un observador que ayer participó al entierro de 23 mártires, y hoy de otros tres, el niño ya es el cuarto. Luego se escucha otro hombre que sostiene que el niño “llevaba un lanzacohetes y disparaba contra Bachar El Asad”. Finalmente enseñan el cadáver del niño a los observadores y se ve un foro en la espalda, causado supuestamente por el disparo de las fuerzas de seguridad del régimen. Algunos hombres afirman que “a pesar de la presencia de los observadores sigue la represión”.

Además de ver las víctimas y señales de disparos en viviendas, la delegación panárabe ha visitado hoy a los familiares de las víctimas para investigar las circunstancias de las muertes, sobre todo en barrios como Baba Amro, uno de los más afectados por la violencia. El jefe de la misión, el general sudanés Mohamed Ahmad Mustafa al Dabi, que abandonó Homs para distribuir al resto de observadores en el país, ha destacado en el canal sirio Addunia que "notó la existencia de grupos armados en la ciudad". El jefe de la misión ha sido blanco de las críticas de los opositores, que es denunciaron que es un general involucrado en los crímenes de la región sudanesa de Darfur y no debería encabezar la investigación de los posibles abusos cometidos en Siria. Los observadores deben comprobar que Siria cumple con la iniciativa de solución a la crisis de la Liga Árabe que estipula el cese de la violencia, la liberación de los detenidos en las protestas y el repliegue militar de las localidades, entre otros puntos.

Más información