Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Liga Árabe afirma que la situación en Homs "parece tranquilizadora"

“No hemos visto tanques, pero sí algunos vehículos blindados”, afirma el jefe de los observadores

La oposición asegura que el Ejército causó decenas de muertos en los días previos a la visita

Un manifestante lanza un bote de humo a las fuerzas de seguridad.
Un manifestante lanza un bote de humo a las fuerzas de seguridad. AFP

El jefe de los observadores de la Liga Árabe en Siria, el general sudanés Mustafá Dabi, considera que la situación en Homs “parece tranquilizadora por el momento”. Dabi ha declarado a la agencia Reuters que el lunes “había calma y no se produjeron enfrentamientos”. “No hemos visto tanques, pero sí algunos vehículos blindados”, añade, precisando que “la investigación acaba de comenzar”.

Según la oposición siria, el Ejército del presidente Bachar el Asad cañoneó hasta el lunes varios barrios de Homs y causó decenas de muertes. El martes de madrugada, horas antes de que llegaran a la ciudad los observadores de la Liga Árabe, los tanques fueron camuflados en zonas periféricas. Pese a ello, numerosos testimonios locales indicaron que las manifestaciones opositoras celebradas en presencia de Dabi y su equipo fueron reprimidas con gases lacrimógenos y se escucharon tiroteos esporádicos. Portavoces de la oposición afirmaron que el martes murieron otras seis personas en Homs.

[Además, al menos siete manifestantes han resultado hoy heridos en la ciudad de Hama, cuando la policía ha dispersado una protesta contra Bachar el Asad, informa la agencia Reuters. Los observadores tienen previsto visitar la ciudad este jueves].

Hoy el régimen de Damasco ha liberado a 755 detenidos sin delitos de sangre, que estaban arrestados por participar "en los últimos sucesos", ha informado la televisión siria en una nota urgente. La liberación de los detenidos durante las protestas es uno de los puntos de la iniciativa de la Liga Árabe para dar una solución a la crisis en Siria, que estipula también el fin de la violencia y el repliegue de las tropas de las calles, entre otros.

El régimen de Damasco libera a 755 detenidos
sin delitos de sangre

Varias organizaciones defensoras de los derechos humanos han criticado la elección de un general sudanés como jefe del equipo de observadores. El presidente de Sudán, Omar al-Bashir, es acusado por la Corte Penal Internacional de La Haya de haber cometido genocidio y crímenes contra la humanidad en la región de Darfur, donde el propio general Mustafá Dabi ha sido uno de los máximos mandos del Ejército.

Las primeras declaraciones de Dabi incrementarán el temor de la oposición siria a que la delegación de la Liga Árabe contemporice con el régimen sirio. Fuentes anónimas del equipo de observadores citadas por la agencia Efe afirman, sin embargo, que las primeras impresiones recogidas en Siria confirman una represión a gran escala contra la población civil.

La misión de los observadores no consiste en evaluar las violaciones de los derechos humanos cometidas hasta ahora por el régimen de Bachar el Asad, sino en verificar el cumplimiento del acuerdo de pacificación propuesto por la Liga Árabe y formalmente aceptado por el Gobierno de Damasco. El acuerdo incluye el retorno de los militares a los cuarteles, la autorización de manifestaciones contra El Asad y el inicio de un diálogo sin exclusiones entre el Gobierno y la oposición.

Más información