Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición rusa logra mayor influencia en la Duma

El Parlamento ruso inicia una nueva época con mayor peso de la oposición.

El Consejo de derechos humanos adscrito a la presidencia de Rusia solicita que se revise la segunda sentencia contra el magnate de la energía Mijail Jodorkovski, encarcelado desde 2003.

La policía rusa detiene a un manifestante frente a la Duma.
La policía rusa detiene a un manifestante frente a la Duma. EFE

La sexta Duma Estatal de Rusia, el nuevo parlamento surgido de las controvertidas elecciones del 4 de diciembre, celebró el miércoles su sesión inaugural en un ambiente de incertidumbre, pese a que la cámara tiene esta vez un mandato de cinco años, uno más que los parlamentos precedentes. Como jefe de la Duma (cuarto puesto de la jerarquía del Estado) fue elegido el peterburgués Serguéi Naryshkin, el candidato del partido que gobierna, Rusia Unida (RU), que abandona la jefatura de la administración del Kremlin para dirigir una cámara donde RU ha perdido la mayoría constitucional (dos tercios de 450 diputados) pero conserva mayoría simple (238 diputados).

Ingeniero y economista, Naryshkin trabajó con Vladímir Putin en la alcaldía de San Petersburgo a principios de los noventa y es considerado por sus colaboradores como “uno de los mejores valores” del equipo dirigente ruso. Sin embargo, los tres partidos de oposición a RU en la Duma (Partido Comunista, Rusia Justa y Partido Liberal Democrático de Vladímir Zhirinovski) hicieron saber ya el miércoles al meticuloso funcionario que no se lo van a poner fácil. En una rara demostración de solidaridad entre las tres fuerzas opositoras, sus diputados se abstuvieron o votaron en contra de Naryshkin, que contó solo con los 238 votos de RU. La oposición votó unida por los candidatos alternativos, Iván Mélnikov (comunista), Serguéi Mirónov (RJ) y Vladímir Zhirinovski, que obtuvieron 208, 203 y 204 votos respectivamente, e indicaron así al nuevo jefe de la Duma que su ventaja es limitada.

Adoptando un tono dialogante, Naryshkin subrayó que “la mayoría parlamentaria no significa monopolio, mucho menos con la composición actual de la Duma Estatal”. “Soy plenamente consciente de que no será fácil organizar un trabajo coordinado de los grupos parlamentarios”, dijo y prometió que el “formato y el tono” de la relación entre la Duma y el gobierno se diferenciará de lo que ha sido hasta ahora. “El parlamento es sitio para discusiones serias, porque sólo así se puede lograr un compromiso, si éste es posible”, dijo. Naryshkin, sin embargo, se pronunció en contra de incrementar las funciones de control de la cámara, algo en lo que la oposición habían insistido.

El clima de incertidumbre que se respiraba en la Duma tiene que ver con la percepción de transformaciones cualitativas en la sociedad y con la deslegitimación que han sufrido las elecciones legislativas a los ojos de la opinión pública. Los líderes del PC y de RJ, candidatos ambos a la presidencia, prometen, en el improbable caso de que ganaran, elecciones legislativas anticipadas.

Los cuatro partidos parlamentarios se han repartido los 29 comités de la Duma, de los cuales 15 han ido a parar a RU, seis a los comunistas y 4 respectivamente a RJ y al partido de Zhirinovski Al frente del Comité de Exteriores ha sido nombrado el periodista Alexéi Pushkov, responsable de un programa televisivo sobre política internacional, caracterizado por una demagógica y sistemática actitud antioccidental. Si su retórica se mantiene en el parlamento, el tono será mucho más crispado que cuando era presidente del comité Konstantín Kosachov, relegado ahora al puesto de simple diputado.

En vísperas de mitin de la oposición del 24 diciembre, fueron liberados en la madrugada del miércoles el abogado y bloggero Alexéi Navalni, e Iliá Iashin, que habían sido condenados a 15 días de arresto administrativo por su participación en una manifestación de protesta el 5 de diciembre. También en vísperas del mitin, se ha iniciado una campaña de descrédito contra uno de sus organizadores, Borís Nemtsov, que fue viceprimer ministro en tiempos de Borís Yeltsin. Unas escuchas telefónicas de conversaciones de Nemstov en las que el político criticaba a compañeros de oposición utilizando un lenguaje coloquial con juramentos han aparecido en la página de web Life News, donde antes de las elecciones legislativas apareció también material en contra de la organización de observación electoral Golos.

Las escuchas no autorizadas de conversaciones privadas son delito en Rusia, pero la práctica de los “kompromat” (documentos comprometedores) ha tenido gran difusión en el pasado y fue utilizadas para cesar al fiscal del Estado Yuri Skurátov en 2000, con la colaboración de Vladímir Putin, que presidió el Servicio Federal de Seguridad de Rusia. En el caso de Nemtsov, el Comité Investigador ha dado orden de iniciar una inspección para tomar medidas. Según la emisora El Eco de Moscú, el canal de televisión NTV, perteneciente al monopolio exportador de gas Gazprom, está preparando un documental “para desenmascarar” al ex presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, quien se ha mostrado muy crítico con el Kremlin y ha pedido que se anulen las elecciones legislativas del 4 de diciembre.

El miércoles, el Consejo de Derechos Humanos adscrito al presidente Dmitri Medvédev, ha recomendado anular la segunda sentencia contra el magnate petrolero Mijaíl Jodorkovski, basándose en un informe elaborado por diez juristas, siete de ellos rusos, en el que se afirma que en el segundo proceso contra Jodorkovski y su socio Platón Lébedev se cometieron “infracciones básicas” que llevaron a un “error judicial”. Jodorkovski y Lébedev fueron condenados por primera vez en 2005 por estafa y lavado de dinero y por segunda vez en 2010, por evasión de impuestos y robo. Si la segunda sentencia se mantiene, Jodorkovski será liberado en 2016.