Serbia y Kosovo alcanzan un acuerdo sobre el control de los pasos fronterizos

Los puestos estarán administrados por funcionario serbios, albanokosovares y personal de la UE

O. G. / EFE
Madrid / Belgrado - 03 dic 2011 - 18:59 UTC
Una mujer camina junto al controvertido puente de Mitrovica.
Una mujer camina junto al controvertido puente de Mitrovica.EFE

Tras unas horas de confusión, el negociador serbio en el diálogo con Kosovo bajo el paraguas de la Unión Europea, Borislav Stefanovic, ha informado de que se ha alcanzado un acuerdo en torno a la administración de los pasos fronterizos. "Hemos logrado un acuerdo que entrará en vigor cuando sea aprobado por los organismos competentes, ha manifestado Stefanovic. El envío de funcionarios albanokosovares a los puestos del norte el pasado 25 de julio abrió la enésima crisis entre las autoridades de Pristina y la comunidad serbia, que no las reconoce.

El pacto sellado por Serbia y Kosovo llevará hasta los pasos fronterizos a representantes de la Policía y Aduana serbias, de la misión policial europea Eulex, que tendrá el poder ejecutivo, de la Policía de Pristina y observadores kosovares. Precisamente, la presencia de personal albanés (etnia mayoritaria con un 92%) y serbio era una de las puertas abiertas a la solución de la crisis. Un conflicto que ha puesto en peligro la candidatura de Serbia a ser miembro de la UE y que será puesta sobre la mesa en la cumbre del próximo 9 de diciembre.

Desde el 25 de julio, grupos de serbios radicales del norte de Kosovo han instalado barricadas en las carreteras que conducen hacia varios pasos fronterizos con Serbia en protesta por la intención de Pristina de llevar funcionarios albanokosovares. Los serbios del norte no reconocen la independencia que Kosovo proclamó en 2008 y consideran que no puede haber frontera alguna entre esta exprovincia serbia y el resto de Serbia.

Por este motivo, el acuerdo alcanzado por Pristina y Belgrado no garantiza que los grupos de serbios más radicales del norte de Kosovo, críticos incluso con la postura del Gobierno de Boris Tadic y su deseo de integrarse en la UE, acepten sin condiciones.

En los conflictos en torno a las barricadas en el norte de Kosovo han sido heridos en los últimos meses varias decenas de soldados de KFOR, que tratan de mantener la paz en la zona.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50