Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SAMUEL ESSAM |LIBERAL Y COPTO

“Los islamistas tendrán que hacer política para todos los egipcios”

Essam es el coordinador del Bloque Egipcio, agrupación que ha obtenido los mejores resultados electorales tras los islamistas

El doctor Samuel Essam, de 35 años, es coordinador general del Bloque Egipcio, formación que agrupa a la mayoría de los partidos liberales. Es además un “servidor” de la iglesia copta y profesor de inglés. Su agrupación ha sido la que mejores resultados ha obtenido en la primera ronda electoral, tras los islamistas. Cree que estos tendrán que demostrar en la Cámara baja que defienden los intereses de todos los egipcios independientemente de su religión, y que, si no logran que haya igualdad entre los miembros de ambas religiones seguirán los enfrentamientos

Pregunta. ¿Cómo va a cambiar la situación tras la formación del Parlamento?

Respuesta. Tenemos mucha confianza en Dios y aceptamos todo pase lo que pase. Esperábamos la llegada de los islamistas al Parlamento. Los Hermanos Musulmanes aprovechan la ignorancia y la intolerancia y usan la religión para desprestigiarnos, pero vamos a tener que confiar en los musulmanes moderados y en los liberales. Los coptos sabemos que Egipto es nuestro país. El país de todos. El Papa Shenuda nos enseñó que Egipto no es una patria en la que vivimos, sino una patria que vive dentro de nosotros. Lo que queremos es trabajar con quien sea que mejore el país y que no use la religión en su discurso político.

P. ¿Le preocupa la mayoría que suman los islamistas?

R. Si no pueden ganar la confianza del pueblo egipcio en el futuro próximo será su fin. Siendo cristiano no estoy aislado de los musulmanes moderados. El islam no enseña a ser violento. El Corán exige que los musulmanes traten bien a los coptos. Es cierto que hay mucha tensión en la calle y la gente tiene miedo de que lleguen los Hermanos Musulmanes al Parlamento, pero yo tengo esperanza. El Bloque egipcio ha conseguido en cinco meses ser la segunda fuerza política en la capital.

P. ¿Es ahí a donde ha ido el voto de los coptos?

R. Los coptos han votado a los que lo merecen y a los que mejor les pueden representar en el Parlamento: los liberales. El Papa Shenuda nos ha invitado a votar a los que puedan ayudar a conseguir nuestros derechos.

P. ¿Cree que su representación en el Parlamento es suficiente?

R. Hay muchos candidatos coptos pero no tienen peso político ni una visión clara del futuro. Tendremos una representación pequeña.

P. ¿Se sienten desprotegidos? Se sentían más protegidos con Mubarak?

R. Los coptos sufrieron mucho bajo Mubarak. El último ataque fue en Alejandría. Después de Mubarak la Seguridad del Estado ha seguido intentando provocar tensión religiosa.

P. ¿Cree que seguirán produciéndose esos ataques en esta nueva etapa?

R. Necesitamos una ley que prohíba la discriminación religiosa. Un Estado de ley y derechos. Siendo coptos tenemos deberes pero también derechos. Pagamos los impuestos con los que se financia la televisión estatal que alienta las tensiones sectarias. Todos vimos lo ocurrido en Maspero [26 coptos murieron en la represión de una protesta], lo que hizo el Ejército y cómo la televisión les apoyó. También queremos construir templos. Si no hay una solución rápida y radical a esas cuestiones seguirán los ataques a los coptos.

P. ¿Eso bastaría para dar estabilidad a las relaciones entre coptos y musulmanes?

R. La relación entre coptos y musulmanes es buena, los problemas y ataques son provocados. Durante la revolución no hubo ningún ataque a iglesias coptas. Hay una minoría extremista, pero la mayoría tienen una relación normal. Esta minoría fundamentalista es como el cáncer que se irá extendiendo si no hay una solución definitiva.

P. Esos radicales, los salafistas, tendrán representación parlamentaria, ¿qué solución les queda?

R. Tendremos que lidiar con ellos. Si ofrecen soluciones a nuestros problemas todo irá bien. Si deciden inclinarse al ala más radical tendrán que justificarlo ante los egipcios. Hermanos Musulmanes, salafistas o coptos, todos somos egipcios y debemos trabajar juntos por mejoras en la educación, en el sistema de salud… por dar soluciones a la gente. Soy optimista.

Más información