Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU planea abrir una embajada 'virtual' en Irán

Washington no tiene relaciones diplomáticas con Irán desde 1980

Por primera vez desde 1980, Estados Unidos planea abrir embajada en Irán, con quien no tiene relaciones diplomáticas desde entonces, fecha de la crisis de los rehenes que Washington vivió con Teherán. La única diferencia con la diplomacia tradicional es que el Departamento de Estado abrirá esa embajada en la red. Según Hillary Clinton, secretaria de Estado norteamericana, “la embajada virtual” podría estar constituida para finales de 2012 con el objetivo último de dar a los iraníes información sobre visas y programas de intercambios de estudiantes.

"Quiero comunicar al pueblo de Irán, en concreto a sus jóvenes, que EE UU no está peleado con vosotros. Queremos apoyar vuestras aspiraciones", declaró Clinton al programa en persa de la BBC y a la radio Voice of America. "Estaremos encantados si mañana el régimen de Irán cambia de opinión", prosiguió Clinton.

La secretaria de Estado insisitió en apoyar y lograr contactar con la juventud iraní a pesar de las tensiones que rodean a ambos Gobiernos.

Entre esas tensiones se encuentra el programa nuclear iraní, la política del régimen de los ayatolás hacia sus vecinos de la región y desde hace pocos días el descubrimiento del compló a través del cual dos ciudadanos iraníes –con el supuesto beneplacito de Teherán- planeaban asesinar al embajador de Arabia Saudí en Washington.

Washington cortó sus lazos diplomáticos con Irán poco después de la crisis de los rehenes en la que 52 ciudadanos norteamericanos fueron retenidos contra su voluntad durante 444 días en la legación de Estados Unidos en Teherán tras ser asaltada por leales al nuevo Gobierno instaurado por el ayatolá Jomeini. Irán tampoco tiene embajada en Washington. Tanto Irán como EEUU tienen sus oficinas comerciales en las embajadas de otros países en el extranjero. En sus últimos meses en el poder, el presidente George W. Bush consideró abrir una Sección de Intereses Estadounidenses en Teherán para emitir visas pero finalmente desechó la idea.