Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wikipedia cierra en Italia en protesta por la 'ley mordaza' de Berlusconi

La enciclopedia bloquea su web contra la ley de Berlusconi sobre escuchas telefónicas

Protesta en Roma contra la 'Ley Mordaza'
Protesta en Roma contra la 'Ley Mordaza' Reuters

“Querida lectora, querido lector: ahora mismo Wikipedia en italiano corre el peligro de no poder seguir proporcionando el servicio que te ha sido útil durante años y que, como siempre, estabas buscando. La página que querías leer existe y solo está escondida, pero pronto podríamos ser obligados a borrarla de verdad”. A partir de la tarde del martes, quien teclea alguna palabra, nombre o hecho histórico en el buscador de la Wikipedia autóctona, ve aparecer este anuncio en la pantalla. La versión italiana de la enciclopedia digital colectiva y gratuita más utilizada en el mundo se ha puesto la mordaza. Se autosuspende. Es la impactante protesta contra la norma sobre las escuchas telefónicas y su publicación que el Gobierno de Silvio Berlusconi ha llevado hasta el Congreso, tras la aprobación en el Senado. “Una decisión que tomamos los wikipedianos con una votación pública y con la que podríamos seguir a ultranza”, ha explicado Maurizio Codogno, portavoz de Wikimedia Italia.

El proyecto de ley es criticado en el país por un frente muy variado y amplio de opositores -magistrados, periodistas, blogueros, ciudadanos- que lo bautizó como ley mordaza, ya que hace más difícil autorizar la intervención de teléfonos, alarga los tiempos legales para publicar en los medios el contenido de conversaciones grabadas y, en el controvertido artículo 29, obliga a las páginas digitales a rectificar en un plazo máximo de 48 horas cualquier contenido que el sujeto tratado considere lesivo para su imagen.

Más de 360.000 personas se unen

en una tarde al grupo de Facebook "Salviamo Wikipedia!"

“Lamentablemente -se lee en el comunicado de Wikipedia- la evaluación de la lesividad no es establecida por un juez imparcial, sino únicamente por el sujeto que se sienta dañado. Con ese artículo -continúa- cualquier persona que se considere ofendida (...) podrá arrogarse el derecho de pedir la introducción de una rectificación, destinada a contradecir y desmentir tales contenidos, prescindiendo de si son verdad o no las informaciones que considera ofensivas". Y añade: "Eso supondría una inaceptable limitación de nuestra libertad e independencia: esta limitación desvirtúa los principios que fundan la Enciclopedia libre y paraliza su modalidad horizontal de acceso y contribución, poniendo de hecho la palabra fin a su existencia así como la conocimos hasta hoy”.

La solidaridad con la web ha llegado de inmediato. "Salviamo Wikipedia!", un grupo creado en Facebook esta misma tarde, ya contaba a las nueve de la noche con más de 360.000 participantes en la protesta proclamada para mañana. La petición de la asociación cívica Avaaz para bloquear la Ley -que Berlusconi intenta aprobar desde hace casi dos años, pero que la oposición popular y del Parlamento logró parar dos veces- roza el medio millón de firmas. El mismo fundador de la Enciclopedia libre, Wales, ha lanzado en Twitter un mensaje que califica de “idiota” la norma.

Pero la protesta no se mueve solo sobre suporte digital, sino también sobre las piernas y los rostros de miles de ciudadanos que se han reunido frente al Panteón con la boca tapada y pancartas en que se leía: “La privacidad de uno es la mordaza de todos”. Se han manifestado igual que el jueves pasado. Igual que cada vez que el Gobierno saca del baúl esta propuesta mientras siguen explotando escándalos sexuales del primer ministro. E igual que prometen seguir haciendo mientras el texto prosiga su trámite parlamentario.

Más información