Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes más buscados de Al Qaeda

Tras la muerte de Osama Bin Laden y de Anuar el Aulaki, estos son los principales miembros de la organización

Ayman al-Zawahiri, actual número uno de Al Qaeda, en un mensaje difundido por televisión, el pasado 8 de junio.
Ayman al-Zawahiri, actual número uno de Al Qaeda, en un mensaje difundido por televisión, el pasado 8 de junio. AFP

Ayman al Zawahiri

Fue la mano derecha de Osama bin Laden y, tras la muerte del líder supremo en mayo, le ha sustituido al frente de Al Qaeda, de la que fue cofundador. Doctor egipcio de 60 años, fue líder de la Yihad Islámica de Egipto (el grupo al que se atribuye el asesinato del presidente Anwar el Sadat en 1981). Al Zawahiri se alió con la organización de Bin Laden en 1998 tras conocerle en Afganistán. Se le considera el hombre que planificó los atentados contra las Torres Gemelas y se le vincula con las bombas que mataron a 220 personas en las Embajadas estadounidenses de Kenia y Tanzania en 1998. Es también uno de los líderes con mayor visibilidad en los medios de comunicación. Desde 2003, se han difundido 40 vídeos con intervenciones suyas ejerciendo como portavoz oficial de Al Qaeda. La recompensa del gobierno de EE UU por su captura es de 25 millones de dólares (17 millones de euros), la misma cantidad que se ofrecía por Bin Laden.

Abu Yahya el Libi

Se trata del actual líder teológico de la organización. Su radicalización yihadista se produjo en Mauritania en los noventa, para unirse a Bin Laden poco después. El Libi se ha convertido en una de las caras que, en los últimos años, más frecuentemente aparece en los vídeos difundidos por Al Qaeda, sustituyendo incluso a Al Zawahiri.

Khalid al Habib

Desde 2008 se le considera el jefe militar de Al Qaeda, encargado de supervisar las operaciones terroristas de la organización en el sudeste de Afganistán. Su homólogo en el sudoeste del país fue Abd al Hadi al Iraqi, capturado el año pasado por la CIA y trasladado a Guantánamo.

Adnan el Shukrijumah

El FBI lo considera responsable de las operaciones fuera de Afganistán que lleva a cabo la organización terrorista. Saudí de nacimiento, emigró a EE UU con su padre, un clérigo musulmán que consiguió un trabajo en una mezquita de Brooklyn. Es uno de los primeros lugartenientes de Al Qaeda familiarizado con la sociedad norteamericana. Se le considera sospechoso de haber planeado ataques terroristas en Panamá, Noruega y Reino Unido.

Saif al Adel

Al Adel fue de la Yihad Islámica Egipcia y el FBI cree es uno de los dirigentes la rama militar de Al Qaeda. En mayo, tras la muerte de Bin Laden, fue nombrado como líder interino de la organización. Está acusado de participar en los ataques de 1998 a las embajadas estadounidenses en Tanzania y Kenia. El FBI ofrece 3,3 millones de euros por información sobre su paradero.

Atiyah Abd al Rahman

Es el experto en explosivos de Al Qaeda. Se unió a Bin Laden en los ochenta y se ocultó con él tras el 11-S, para convertirse en una especie de intermediario con otras organizaciones yihadistas en el norte de África y Oriente Próximo.

Adam Yahiye Gadahn

Adam Yahiye Gadahn, conocido como 'Azzam el Americano', nació en Estados Unidos en 1978. Acusado de dar apoyo material a Al Qaeda, ha protagonizado diversos vídeos en los que justifica la Yihad. El FBI ofrece un millón de dólares (unos 670.000 euros) por toda información que ayude a localizarlo.

Suleimán Abu Ghaith

Imán kuwaití de 46 años, tiene prohibido predicar en su país por sus sermones radicales. Se unió a Bin Laden en Afganistán, en el año 2000. Desde entonces se ha convertido en uno de los principales portavoces de Al Qaeda.

Fahd Mohammed Ahmed Al-Quso

Fahd Mohammed Ahmed Al Quso nació en Yemen en 1974 y supuestamente participó en los atentados de Adén (Yemen) de octubre del año 2000, en los que murieron 17 militares estadounidenses. Estuvo en prisión en Yemen entre 2002 y 2007. El FBI ofrece 3,3 millones de recompensa por su captura.

Abdullah Ahmed Abdullah

El egipcio Abdullah Ahmed Abdullah, de 50 años, está acusado de ayudar a Saif al Adel en la implantación de Al Qaeda en el este de África. Está acusado de participar en los bombardeos a embajadas estadounidenses en Tanzania y Kenia en 1998. El FBI sabe que voló a Pakistán ese mismo año y lo mantiene en su lista original de 22 terroristas más buscados, con una recompensa de 3,3 millones de euros.

Ali Saed Bin Ali el Hoorie

El saudita Ali Saed Bin Ali el Hoorie, de 46 años, está acusado de participar en el atentado de 1996 a las torres Khobar en Dhahran (Arabia Saudí), uno de los primeros gran ataque de Al Qaeda, en el que murieron 19 personas. El FBI ofrece 3,3 millones de euros por ayudar a dar con su paradero.