Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de pistoleros obliga a un alcalde mexicano a cancelar 'El grito'

La festividad, que conmemora el inicio de la lucha por la independencia de España, se ve truncada por la guerra entre carteles

La irrupción de 40 pistoleros en la principal plaza de la localidad mexicana de Querendaro, al oeste del país, ha supuesto la cancelación de la tradicional fiesta de El grito, que cumple este año los 201 años y conmemora el inicio de la independencia de España, reuniendo a miles de personas en plazas públicas de todo el país.

El tradicional "¡Viva México!" con el que se suponía que el alcalde de la ciudad, Filiberto Romero, daría comienzo a la fiesta, se vio empañado por la incursión en la plaza principal de un grupo de hombres armados con rifles y granadas exigiendo a los presentes que se marcharan o serían atacados. Por este motivo la policía del estado de Michoacán ha reforzado sus efectivos en dicha localidad ante la amenaza de nuevos incidentes.

Por el momento no se ha identificado a los pistoleros, pero dado que iban provistos de armamento de alto calibre se presupone que podrían pertenecer a algún cartel de droga. Un ataque con granadas llevado a cabo por un grupo de sicarios causó ocho muertes en 2009 durante la misma festividad e hirió a docenas en la principal plaza de la localidad de Morelia, capital del estado de Michoacán. El pasado año el alcalde de Ciudad Juárez, considerada el epicentro de la lucha por controlar el tráfico de droga, se vio obligado a cancelar la fiesta de El grito para evitar posibles altercados.

México vive una ola de violencia atribuida a la guerra que libran entre sí los carteles de las drogas y de estos contra las fuerzas federales que han sido desplegadas por miles en varios puntos del país. Más de 35.000 personas han sido asesinadas desde que el presidente mexicano Felipe Calderón pusiera en marcha en diciembre de 2006 su ofensiva contra los cárteles de la droga, según datos oficiales.