Nuevas grabaciones reflejan el caos durante los atentados del 11-S

La selección de audios recoge parte de las conversaciones mantenidas por los controladores aéreos, pilotos y autoridades durante el ataque a las Torres Gemelas

Solo por un instante en la mañana del 11 de septiembre de 2001, un avión que había desaparecido en pleno vuelo, sorteando todos los sofisticados aparatos de seguimiento de la aviación moderna, se volvió visible para toda la gente que lo había estado buscando en Estados Unidos.

Eran poco más de las nueve de la mañana, cuando en el sistema de transmisión de radio del control de tráfico aéreo de Nueva York se oyó: "Oye, ¿puedes mirar por la ventana ahora mismo?", preguntó una persona no identificada a un trabajador del centro que controla por radar el tráfico aéreo.

"Sí", respondió el trabajador.

"¿Ves a una persona [por el piloto de un avión] a unos 1.200 metros? ¿Te parece también que está bajando hacia el edificio?", siguió preguntando la primera persona. "Está descendiendo realmente rápido, ¿qué tipo de avión es?".

No hubo tiempo para contestar a esa pregunta.

En el sonido de fondo se podía oír a gente gritando: "¡Otro avión acaba de impactar en el edificio! ¡Acaba de chocar contra el World Trade Center!".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

"¡El edificio entero se está viniendo abajo!", gritó un empleado.

Este momento forma parte de las conversaciones mantenidas por controladores aéreos, pilotos y autoridades durante el ataque contra las Torres Gemelas el 11 septiembre de 2001, y reflejan la confusión y el terror que se produjo durante los atentados, según se desprende de las grabaciones que por primera vez se divulgan sin censuras y cuyas transcripciones han sido recopiladas por la Universidad de Rutgers (New Jersey).

"¿Sabéis si alguien ahí abajo se ha coordinado para hacer que despeguen aviones de combate?", preguntó el jefe del control de radares. "Necesitamos que vengan los militares". Mientras decía estas palabras, un avión acababa de estrellarse contra la torre norte del World Trade Center, un segundo aparato ya había sido secuestrado y faltaban segundos para que impactara en la torre sur.

Pero en la sede de la FAA (autoridad área norteamericana) no parecían tener mucha prisa: "¿Por qué? ¿Qué está pasando?", preguntó uno de sus empleados. "¡Tú busca a alguien que tenga autoridad para mandar aviones militares ya!", le respondió.

Las grabaciones ofrecen un relato minuto a minuto del periodo comprendido entre el secuestro de los cuatro aparatos involucrados en los atentados y el momento en que se estrellaron contra las Torres Gemelas en Nueva York, el Pentágono en Washington y un campo de Pensilvania.

En ellas se aprecia la confusión y la falta de coordinación que se apoderaron del control aéreo. Un funcionario de aviación militar contactó con el centro de la FAA en Washington para hablar de la situación y fue informado, para su sorpresa, de que el vuelo 77 de American Airlines también había desaparecido hacía 30 minutos. Nadie había avisado a los militares.

"Se ha perdido, no sale en el radar, han perdido el contacto con el avión, todo, y no tienen ni idea de dónde está ni de lo que ha pasado", afirma en las grabaciones un funcionario de la FAA. "Estaba en Boston y la última vez que hablaron con ellos estaban al este de York... y yo no sé ni en qué Estado está". Tres minutos más tarde, el avión se estrellaba contra el Pentágono.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS