Felipe Calderón asegura que combatirá el crimen "hasta el último día" de su mandato

El presidente mexicano ha anunciado la creación de una procuraduría social de atención a las víctimas. -Desde 2006 ha ascendido el número de homicidios a alrededor de 50.000

El presidente de México, Felipe Calderón, ha hecho una encendida defensa de su estrategia anticrimen durante su informe anual de gobierno. El mandatario mexicano se ha enfrentado a quienes le acusan de haber roto la "utópica tranquilidad" que se vivía en el pasado diciendo que de haber continuado "con la administración de la ilegalidad y la simulación de la justicia" se hubiera llevado a México "al envilecimiento de la sociedad, al gobierno de los criminales. Los cárteles controlarían decisiones y recursos del Estado y de la sociedad, eso habría significado simple y llanamente perder al país".

Desde el Museo de Antropología e Historia, y ante su gabinete, los gobernadores de todo el país y los representantes de otros partidos, así como de organismos empresariales y sociales, el presidente Calderón ha hablado durante hora y media de lo que de arranque calificaba como un año de claroscuros. Durante la mayor parte de su alocución ha abordado el tema de la violencia, asunto que, reconoce, ha opacado los logros de su gobierno.

Más información
Asesinadas dos periodistas en Ciudad de México
Un grupo de sicarios mata a 20 personas en un bar de Monterrey
Hallados 21 cadáveres con signos de tortura repartidos por las calles de Morelia
Son mexicanos, son valientes
Encuentran en un coche los cádaveres de un 'capo' local del narco y un policía mexicanos

"Debo reconocer que estos logros, que son de todos los mexicanos, simplemente se ven opacados ante la abrumadora preocupación que con justa razón todos sentimos por el tema de la inseguridad", ha dicho Calderón que sin embargo ha señalado que hasta el último día de su mandato (primero de diciembre de 2012) seguirá combatiendo el crimen que ha marcado su sexenio y que ha visto ascender la cifra de homicidios a alrededor de 50.000 desde diciembre de 2006.

Calderón ha anunciado la creación de una procuraduría social de atención a las víctimas, tras pedir un minuto de silencio por quienes fueron "secuestrados, asesinados, desaparecidos, fallecidos en un tiroteo, jóvenes, padres de familia, periodistas, soldados, Marinos, policías, todos los que han muerto a consecuencia de la violencia criminal".

El presidente ha presumido además de los avances que ha habido en otros rubros. Ha prometido que este mismo año se logrará la cobertura total de servicios médicos básicos, integrados en un mecanismo denominado Seguro Popular. Reclama a las fuerzas políticas la consolidación de una democracia que sea efectiva y resuelva los problemas de los ciudadanos. El presidente mexicano ha destacado que mientras otras naciones se han visto en la posibilidad de ir a la quiebra, y en la necesidad de recortar prestaciones sociales, México ya recuperó los empleos perdidos durante la crisis internacional y su economía se encuentra sólida. No se ha detenido, sin embargo, en comentar distintos reportes que han señalado que esa crisis hizo crecer la pobreza extrema en el país. Y ha prometido finalmente que será respetuoso con la ley y procurará la equidad en la competencia electoral que culminará en julio del año que viene, cuando México vaya a las urnas a elegir a su sucesor.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La ley mexicana obliga al presidente en turno a informar cada primero de septiembre al Congreso de la Unión sobre el estado que guarda el país. La tarde de este jueves, el secretario de Gobernación Francisco Blake entregó en la sede de los diputados el volumen en el que Calderón reporta avances y retrocesos ocurridos desde septiembre de 2010. Era tradición que el mismo día de la entrega del documento, desde la máxima tribuna legislativa, el mandatario emitiera además un mensaje a la nación. Por la polarización política entre la derecha y la izquierda, a partir del último año del gobierno de Vicente Fox (2006) ni aquel mandatario ni Calderón han podido hablar en el Congreso.

El presidente mexicano, Felipe Calderón, se dirige a la Nación durante la presentación de su quinto informe de Gobierno.
El presidente mexicano, Felipe Calderón, se dirige a la Nación durante la presentación de su quinto informe de Gobierno.MARIO GUZMÁN (EFE)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS