Serenata y 'boda gay' en el cumpleaños 85º de Fidel Castro

El expresidente se centra en la recuperación de Hugo Chávez mientras el país espera las prometidas apertura política

Este 13 de agosto, día del octogésimo quinto cumpleaños de Fidel Castro, es una jornada rara en La Habana. La víspera, en el teatro Carlos Marx, unas 5.000 personas con invitación oficial esperaron la fecha con un espectáculo llamado 'Serenata de la Fidelidad', en el que participaron decenas de músicos de Cuba y América Latina con canciones e himnos revolucionarios, también con rumba y hip-hop, en homenaje al líder comunista. Castro, que lleva cinco años apartado del poder debido a una enfermedad, está volcado ahora en la recuperación de su principal aliado, el mandatario venezolano Hugo Chávez, recientemente intervenido de un cáncer en Cuba, donde se encuentra estos días recibiendo tratamiento de quimioterapia.

Más información

Por supuesto los dos amigos celebraron el cumpleaños revolucionariamente, mientras en las calles de la isla la vida seguía su curso normal; esto es, con cada vez más cuentapropistas al frente de negocios privados, esperando la liberalización del mercado inmobiliario y también la abolición del permiso de salida, en medio del proceso de reformas económicas que dirige Raúl Castro con el objetivo principal de salvar los muebles del socialismo cubano que puedan salvarse.

A la misma hora que se celebraba la 'Serenata de la Fidelidad' en el Carlos Marx, una parejita realizaba los últimos preparativos de su boda en La Habana. La novia, Wendy Iriepa, según consta en su carné de identidad, se llamaba Alexis en julio de 2006, cuando Castro fue operado de urgencia debido a una hemorragia intestinal. En 2007 Alexis fue el primer cubano sometido a una cirugía gratuita de cambio de sexo tras la reanudación de este tipo de intervenciones por gestiones del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), que dirige la sobrina de Fidel, Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro. Otras 16 personas han cambiado ya su sexo desde entonces.

Wendy, de 37 años, que durante años trabajó en el CENESEX, se enamoró hace meses de Ignacio, un gay portador del virus VIH y además disidente, con quien decidió casarse este 13 de agosto. Según dijeron los novios en el Palacio de los Matrimonios de la barriada de La Víbora, la fecha elegida fue su "regalo" a Fidel por haber reconocido hace un año su responsabilidad en la persecución que sufrieron los homosexuales en los años sesenta, cuando miles de personas fueron recluidas en campos de trabajo para ser "reeducadas".

"Con esta ceremonia se abre una nueva etapa en Cuba, toda la sociedad civil estamos luchando para poder avanzar en nuestros derechos", dijo Ignacio, de 31 años, antes del beso.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Los matrimonios gay no están legalizados en Cuba, aunque un proyecto de ley que permitiría las uniones civiles de homosexuales y lesbianas está presentado desde hace tiempo ante el Parlamento por el CENESEX. Wendy sigue figurando como "varón" en la partida de nacimiento, pero legalmente pudo casarse con Ignacio por ser reconocida como mujer, así que en realidad no se trató de una boda gay sino entre un hombre que se reconoce homosexual y una transexual que le gustan los hombres. Todo un lío, y para mas morbo la madrina los padrinos de la boda fueron los blogeros Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar. Wendy llego al palacio en un viejo coche noreteamericano descapotable con una bandera del arco iris por mantón. Lloraba, y después la funcionaria que les leyo los artículos del código de familia les exhosrtó a educar a sus hijos "de acuerdo con la moral socialista". A la hora partir la tarta también Fidel Castro estaba celebrando su cumpleaños.

Esta pareja de homosexuales se casará esta tarde en Cuba
Esta pareja de homosexuales se casará esta tarde en CubaORLANDO LUIS PARDO LAZO

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50